In Flanders Fields museo campos flandes ©www.milo-profi.com

Inspirado en el folleto "100 años de la Gran Guerra", Liesbet, una usuaria de silla de ruedas, visitó Ieper en un viaje en grupo.

Aparcaron en la plaza Grote Markt, cerca del Flanders Fields Museum. El museo, que acoge el relato histórico de la Primera Guerra Mundial en la región de Flandes Occidental es, según ella, una visita muy recomendable para los usuarios de sillas de ruedas, aunque algunas de las miras interactivas estaban demasiado altas para ella. Por la tarde el grupo fue a comer al restaurante "De Kollebloeme". Con un poco de ayuda adicional y esfuerzo, finalmente fue posible entrar en el restaurante con la silla de ruedas. Para superar algunos escalones y umbrales, y como faltaba un segundo soporte en el baño, es conveniente contar con un acompañante. “No obstante, el servicio vino rápidamente a preguntar si necesitaba algo”, comenta sonriente Liesbet. "El restaurante es muy acogedor y la comida es deliciosa. Como habíamos reservado la terraza, todo estaba preparado y ya preparado el espacio necesario para que pudiéramos situarnos con la silla de ruedas en la mesa".

Para bajar la copiosa cena, decidieron dar paseo por la Ruta de la fortaleza, antes de ir al Last Post. "La ruta de la fortaleza es sin duda muy recomendable, puedes pasear agradablemente por un entorno precioso. El acceso a la ruta de la fortaleza es bastante empinado, por lo que es necesario contar con la fuerza muscular del acompañante", bromea Liesbeth.
Para las personas que planean ir a The Last Post, Liesbet ofrece un consejo útil: "Aunque llegamos media hora antes y era martes, pudimos oír The Last Post, pero había tanta gente que no se podía ver nada. Por lo tanto, si quieres ver algo debes llegar mucho antes y esperar".

"I would certainly recommend the Ramparts Route, with its lovely landscapes."
Back to top