Gante torres Patrimonio Flandes Bélgica

El horizonte de Gante está dominado por las famosas agujas de sus tres iglesias medievales, en representación de los antiguos guardianes de la religión que enlazan la ciudad del presente con la del pasado. Hay, no obstante, una cuarta torre igualmente impresionante que se ha unido a este desfile histórico. La nueva adquisición se llama el Boekentoren, o Torre de la Sabiduría, y se erige como un triunfo monumental del diseño vanguardista.

La "Boekentoren" o "Torre de la Sabiduría"

Boekentoren Gante Flandes Bélgica Cultura - Photo Credits Cheetah Flicks

En 2017, la Boekentoren se elevará a nuevas y emocionantes alturas tras la finalización de un proyecto de restauración de cinco años. ¿Por qué este edificio merece toda nuestra atención? Porque es universalmente reconocida como un logro imponente en la arquitectura del siglo XX y un testimonio perdurable para el genio creativo de Henry van de Velde, el artista belga más versátil de su tiempo.

Henry van de Velde (1863-1957) nació y se crió en Amberes, donde asistió a la prestigiosa Real Academia de Bellas Artes. De formación clásica como pintor y diseñador de interiores en Amberes y París, van de Velde fue pionero con una visión propia del estilo decorativo que arrasaba en Europa en aquel momento: el Art Nouveau, un sofisticado juego de las bondades intrincadas de la naturaleza.

El prodigioso talento del joven artista se exhibe al completo con una increíble diversidad de objetos de arte, libros, tejidos, joyas, muebles y vajillas, que creó en este período y que se aplican finalmente al ámbito de la arquitectura.

El acertadamente llamado Bloemenwerf (Tribunal de las Flores, 1895), una elegante villa del artista a las afueras de Bruselas, ofrece un ejemplo magistral del estilo Art Nouveau de van de Velde, que se mimetiza perfectamente con la vegetación que la rodea. De hecho, los diseños de van de Velde rivalizan fácilmente con los de su compañero, también arquitecto, compatriota y principal defensor del Art Nouveau: Victor Horta.

Edificio Bauhaus

Biblioteca Lovaina cultura Flandes Bélgica © Xavier Van Den Bogaert - Veto

A lo largo de su carrera como artista de renombre internacional y académico, van de Velde se convirtió en una leyenda del diseño en su propio tiempo. Tomando el lugar que le corresponde entre los innovadores más importantes del siglo XX, es quizás mejor recordado como el primer motor de la Bauhaus, la escuela de diseño influyente que se arraigó en el trabajo pionero de van de Velde en la famosa Escuela de Artes y artesanía en Weimar.

Las características austeras, en forma de caja, de Bauhaus parecen estar muy lejos de la fantasía de flujo libre del Art Nouveau, pero las apariencias engañan. Manteniéndose fiel a su estilo, van de Velde redujo sus diseños a la esencia y las dimensiones al desnudo. Su plan para Bauhaus contemplaba la belleza cristalizada en la utilidad, la adopción de un enfoque de "menos es más" que revolucionó el diseño moderno: a lo largo del periodo Art Déco y mucho más allá, los artistas y arquitectos se han esforzado por emular el gran ideal de van de Velde de crear el matrimonio perfecto entre función y forma, encarnado en una muy personal pero "total", o que todo lo abarca, obra de arte.

El trabajo seminal de van de Velde se puede admirar en toda Europa e incluso en Estados Unidos, pero sigue firmemente anclado en Bélgica. Aquí, los ecos de su estilo por excelencia incluyen numerosos edificios públicos y privados, tales como la biblioteca municipal Tweebronnen en Lovaina o su nueva casa en Tervuren. Igualmente, muchas exposiciones y colecciones de arte exhiben su prolífica obra, como las colecciones permanentes del Museo del Diseño de Gante, o diseños de joyas de Philippe Wolfer expuestas en el Museo Real de Arte e Historia de Bruselas.

El pináculo de la innovación

Boekentoren Gante Flandes Bélgica cultura © Geert Roels

Pero si hay una obra de arte que ensalza a Henry van de Velde a la cima de su obra es, sin duda, la Torre de los Libros. En 1933, la Universidad de Gante presentó a su profesor más aclamado con su mayor desafío: diseñar un edificio adecuado y majestuoso, pero completamente funcional, para albergar la biblioteca de la universidad, una torre moderna que personificaría la aspiración académica.

En 1942, la Torre de los Libros se había elevado a una altura vertiginosa de 64 metros, con capacidad para unos tres millones de libros (eso representa 46 kilómetros de valioso conocimiento) repartidos en 24 plantas de intrincado diseño, muchas de las cuales fueron individualmente decoradas por van de Velde. La parte superior, el mirador, con forma de cruz griega, ofrece unas vistas espectaculares de Gante, alineándose perfectamente con las tres torres del centro de la ciudad.

Ahora, más de 70 años después, el edificio está siendo restaurado para recuperar su completo y anterior esplendor. Una gran reapertura está prevista para 2017. Para las multitudes de estudiantes, turistas y amantes de la arquitectura que han visitado sus sagrados recintos, la Torre de los Libros sigue en pie como un faro de inspiración atemporal y diseño.

Back to top