Interior Cathedral of Our Lady Antwerp © Antwerpen Toerisme en Congres (Copyright always obligatory)

¿Sabías que siete lugares de Flandes y Bruselas han sido declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO? ¿Sabías que entre los siglos XV y XVII los maestros flamencos convirtieron a Flandes en fuente del mejor arte de Europa Occidental? ¿Y si combinamos estas dos circunstancias? ¿Y si unimos a Brueghel, Rubens y Van Eyck con los bellos emplazamientos únicos de nuestro patrimonio cultural? ¡Sigue leyendo y descúbrelo!

Rubens y el Museo Plantin-Moretus

Museum Plantin-Moretus Antwerp © Antwerpen Toerisme en Congres (copyright always obligatory)

El Museo Plantin-Moretus, situado en el corazón de Amberes, es una imprenta y editorial del siglo XVI. La familia Plantin y Moretus fueron los primeros impresores a escala industrial, y su original residencia ofrece una singular perspectiva histórica de la invención y la difusión de la tipografía.

Hablar de Amberes es hablar de Peter Paul Rubens. A partir de 1608, este maestro flamenco, leyenda del Barroco, trabajó codo con codo con Balthasar Moretus, su amigo de la infancia. Rubens diseñó 24 portadas, ilustró libros y pintó retratos familiares, que ahora forman parte de la extensa colección del museo.

En Brujas: los primitivos flamencos

Van Eyck Studio © Historium Bruges (copyright always obligatory)

En el siglo XV, Brujas era una floreciente ciudad comercial. Con el apoyo de ricos comerciantes y de la prestigiosa dinastía de Borgoña, se convirtió en un inspirado lugar de encuentro de numerosos artistas, en particular los primitivos flamencos como Jan van Eyck y Hans Memling.

Sus obras influyeron en los estilos pictóricos de toda Europa. Muchos museos de Brujas, como el Museo Groeninge, el Hospital de San Juan, la Catedral de San Salvador y la Iglesia de Nuestra Señora, albergan varias de sus obras maestras.

Bruselas, hogar de Bruegel

Grand Place Brussels © Visit Brussels (copyright always obligatory)

Cuando estés en Bruselas, asegúrate de no perderte la Grand Place, una de las plazas más bellas del mundo, según el escritor francés Victor Hugo. La mayoría de los edificios datan de finales del siglo XVII y presentan una interesante combinación de gótico, barroco, neoclásico y neogótico, destacando el Ayuntamiento con su torre de 96 metros.

Entre 1562 y 1569, el pintor renacentista flamenco Pieter Bruegel el Viejo vivió en el centro de la ciudad de Bruselas. En el Museo Real de Bellas Artes podrás admirar sus icónicas obras maestras «Paisaje nevado con patinadores y trampa para pájaros» y «Paisaje con la caída de Ícaro».

Van Eyck y los beaterios flamencos

A day in Bruges - Beguinage © Kris Jacobs

En la Edad Media, en el noroeste de Europa se desarrolló la tradición de los beaterios: complejos arquitectónicos para alojar a las beguinas. Las beguinas eran mujeres religiosas que dedicaron su vida a Dios y escogieron vivir juntas en comunidades. Los beaterios flamencos están construidos en estilos arquitectónicos específicos de esta región cultural y constan de casas, iglesias, edificios auxiliares y espacios verdes. También hoy los beaterios son lugares de incomparable serenidad, ideales para un tranquilo y relajante paseo.

En 1448, la hija de Jan Van Eyck, Livina Van Eyck, se integró en un beaterio en la provincia de Limburgo, donde completó un viaje espiritual descrito en varios manuscritos.

Maestros flamencos en la Catedral de Nuestra Señora

Interior of Our Lady Cathedral Antwerp © www.milo-profi.be

La Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO incluye 26 campanarios en Flandes. El campanario es la torre donde se encuentran las campanas de la ciudad. Puede estar aislado o unido a un ayuntamiento, una iglesia, una lonja de paños u otros edificios civiles. Era el lugar más seguro de la ciudad y albergaba los archivos de la ciudad, los depósitos de la ciudad y a veces también la prisión.

Uno de los campanarios Patrimonio Mundial es la torre de la Catedral de Nuestra Señora de Amberes. La catedral es en sí misma impresionante y merece la pena visitarla. También alberga prestigiosas obras de arte. En la Catedral de Nuestra Señora pueden admirarse actualmente unas 16 piezas de importantes maestros flamencos de los siglos XVI y XVII, creadas originalmente para este lugar.

Back to top