Cover Beer
Bélgica es un país pequeño en tamaño, pero grande en cerveza. Sin duda, es la meca de los amantes de la cerveza. Dispone de más de 2.000 cervezas exclusivas. Sí, has leído bien, 2.000. Tenemos cerveza de abadía, gueuze, lambic, cerveza de frutas, cerveza de alta fermentación, envejecidas cervezas tostadas y rojas, y cerveza trapense. Todas ellas han alcanzado fama mundial por su calidad. Y esto es solo la punta del iceberg. En cada ciudad flamenca encontrarás una amplia variedad de experiencias únicas en torno a la cerveza. ¿Necesitas pruebas? Sírvete un vaso de una deliciosa cerveza belga, relájate y sigue leyendo.

Tiempo de lectura: 9 minutos, 20 segundos (el tiempo que necesitas para tomarte más o menos la mitad de una Westvleteren XII).

Amberes: una Bolleke y el mejor pub del mundo

La «Bolleke» De Koninck lleva un siglo siendo la embajadora de la cerveza de Amberes. Esta cerveza especial de tono ámbar es un galardonado producto de la cervecería De Koninck. Prácticamente todos los locales de Amberes la sirven de barril. ¿Te apetece conocer esta icónica cerveza un poco mejor? Acércate al De Koninck Experience Centre para hacer una visita durante la que descubrirás la historia casi bicentenaria de la cervecería. 

Brewery De Koninck
Kulminator, cafés, pub, ocio, Cultura Flandes Bélgica
Le cervecería De Kulminator es otra joya de la corona cervecera de Amberes. Esta legendaria cervecería cafetería, votada mejor bar del mundo por la influyente página RateBeer.com, sirve alrededor de 600 cervezas diferentes, incluyendo numerosas perlas poco frecuentes. De Kulminator es realmente la meca de cualquier amante de la cerveza, entendido en esta bebida o, realmente, cualquier persona que puiera disfrutar de un pub belga.

Si también tienes apetito, De Groote Witte Arend es el sitio dieal para ti. Muchos de los platos de este excelente pub están preparados con cerveza, como la carbonada con cerveza oscura. Además, puedes disfrutar de tu comida con una selección especial de cervezas seleccionadas de la nutrida bodega del restaurante.

Mejor bar del mundo

Ratebeer.com

¿Quieres conocer un rincón de la historia de Amberes? Prueba una Seefbier en un club de jazz legendario, el De Muze. Esta cerveza rubia turbia, que se remonta al siglo XVII, era conocida como la cerveza regional de la ciudad de Amberes, pero la Seefbier se perdió con el surgimiento de la elaboración de cerveza industrial. En 2012, Seef volvió a la vida de la mano de la Antwerpse Brouw Compagnie. En su sala de fabricación de cerveza completamente nueva, podrás disfrutar de un refrescante vaso de esta cerveza histórica, como muchos otros lo hicieron en el pasado.

Gante: lo más en cervecerías

Cuando combines «Gante» y «cerveza» en una misma frase, la mayoría de los autóctonos te indicarán alguna de las dos grandes instituciones cerveceras de la ciudad: De Dulle Griet y la Waterhuis aan de Bierkant. Encontrarás estos famosos pubs en el pintoresco centro de la ciudad. De Dulle Griet ofrece una selección de al menos 500 cervezas diferentes. Het Waterhuis tiene en carta 150 cervezas diferentes, 14 de ellas servidas directamente del barril. Cuando hace sol, puedes sentarte en la preciosa terraza junto al Leie. ¡Hay pocas cosas mejores!

Het Waterhuis Aan De Bierkant
Gruut
Cuando te hayas empapado del ambiente de estas cervecerías clásicas, puedes visitar algunas nuevas tendencias. Por ejemplo, Gitane, que se encuentra a un paso de las ya mencionadas antes, tiene una selección amplia, aunque ecléctica, de cervezas contemporáneas. Si ya empiezas a notar un vacío en el estómago, da un paseo hasta De Stokerij. La sencilla, a la par que deliciosa cocina combina a la perfección con un vaso de cerveza rubia o tostada Staminee, una deliciosa cerveza de la casa, producida especialmente para De Stokerij.

Otro local destacado de Gante es Gruut. Esta cervecería del centro de la ciudad utiliza las técnicas más novedosas para producir cerveza, pero sin dejar de lado las tradiciones clásicas. Gruut sustituye el tradicional lúpulo por una mezcla especial y secreta de hierbas. Esto aporta un sabor único a la bebida. Si quieres sumergirte por completo en el mundo de las cervezas gantesas, también puedes apuntarte a na de las rutas guiadas de la cerveza a través de la ciudad con Beerwalk o Focus Flanders.

Rosa Merckx

Aunque la cervecería Liefmans no se encuentra técnicamente en Gante, no queremos que nadie se pierda su increíble cerveza. Se encuentra en Oudenaarde, a 30 minutos de Gante en tren. La cervecería fue fundada en 1679 y sigue existiendo en la actualidad. La cerveza de cereza de tono marrón rojizo y sabor amargo Goudenband es un clásico muy afamado que muchos expertos guardan en sus bodegas. Gran parte del éxito de esta cervecería lo podemos atribuir a Rosa Merckx, una enérgica mujer de 94 años de edad que fue la primera maestra cervecera del país. Y sigue siendo la cara de Liefmans. Rosa es la prueba de que la calidad no tiene límite de edad.

You create beer like an artist would create a painting

Belgium’s first female head brewer Rosa Merckx – Liefmans

Malinas: una ciudad con una mascota dorada

La cerveza Gouden Carolus es la mascota extraoficial de la ciudad de Malinas. La legendaria cervecería que la produce, Het Anker, es una de las más antiguas del país. En ella, la tradición y la calidad van de la mano y durante los últimos años la Gouden Carolus Classic ha recibido premios, medallas y galardones en los concursos de cervezas más importantes del mundo. «Un buqué intenso y profundo de caramelo, pera y regaliz. Potente, pero suave. Un cuerpo robusto con toques frutales intensos y un regusto prolongado y cálido», dictaminó el jurado de The World Beer Awards.

Gouden Carolus
Brewery Het Anker, Mechelen (c)milo profi

Y todavía no hemos mencionado a la numerosa familia de este clásico brebaje. Het Anker produce asimismo la Gouden Carolus Tripel y Ambrio, Maneblusser y Cuvée van de Keizer. Una sorpresa al visitar esta cervecería es que también se puede probar el Gouden Carolus Single Malt, un whisky fabricado con la mezcla de malta de la Gouden Carolus Tripel. Merece la pena el esfuerzo y no tendrás que ir muy lejos para picar algo: simplemente reserva una mesa en el excelente restaurante que hay en las propias instalaciones de la cervecería.

Gouden Carolus - Potente, pero suave. Un cuerpo robusto con toques frutales intensos y un regusto prolongado y cálido

Dicatminó el jurado de The World Beer Awards

Aunque quizá la Carolus sea su embajadora, la ciudad tiene mucho más que ofrecer, por ejemplo, Makadam. Este pub sirve una apetecible selección de nuevas cervezas robustas de todo el mundo. Para quienes prefieren disfrutar de su cerveza en un entorno histórico, d'Hanekeefes el café más antiguo de Malinas: lleva en funcionamiento desde 1886 y sirve alrededor de 40 cervezas diferentes.

Lovaina: mi hogar está allí donde se encuentre mi Stella

«Mi hogar está allí donde se encuentre mi Stella». Este famoso eslogan publicitario belga fue utilizado en su momento por la marca de renombre mundial Stella Artois. ¿Su hogar? La animada ciudad universitaria de Lovaina, donde todavía se sigue produciendo esta icónica cerveza. La familia Artois comenzó a producir cerveza en el año 1708. Siglos de experiencia han permitido conseguir una cerveza que se vende por todo el mundo. Puedes hacer una visita guiada de la cervecería, seguida por una cata: te garantizamos que disfrutarás del vaso de la Stella Artois más fresca que hayas probado en tu vida.

Stella Artois (c) Bart Van Der Perren
beer gif
Domus es un gran ejemplo de cervecería familiar de pequeña escala en de Flandes y se encuentra a la sombra del histórico ayuntamiento de Lovaina. Lleva produciendo cervezas tradicionales y naturales, sin aditivos, desde 1985. Otra joya es De Vlier, a un paso de Lovaina, donde puedes disfrutar de un puñado de cervezas (de temporada) en una sala de cata muy acogedora.

El Café Fiere Margriet, en pleno centro, combina calidad con cantidad: dispone de una carta con más de 280 variedades de cervezas, incluyendo especialidades locales como la Wolf, Broeder Jakob y Hof ten Dormaal. Esta pasión por la cerveza se ha abierto camino hasta los restaurantes de Lovaina. Zarza es un gran ejemplo: un restaurante moderno y acogedor, entusiasta de la cerveza belga.

Un consejo adicional para tu visita a la ciudad es que acudas a finales de abril, durante Zythos, el mayor festival de cerveza del país. No hay ningún otro lugar en el mundo donde puedas probar tantas cervezas belgas: más de 500 tipos diferentes, de más de 100 cervecerías belgas. Si visitas Lovaina, no olvides pasar por el Oude Markt, donde encontrarás un bar junto a otro, por lo que a menudo se ha llamado a esta plaza el bar más largo de Europa.

Bruselas: cuna de la Lambic y la Gueuze

Bruselas es la cuna de la Lambic, una cerveza compleja y amarga que se puede tomar sola, pero que también sirve de base para las cervezas Gueuze y Kriek. Algunas cervecerías que la producen son las legendarias Cantillon, Lindemans y Timmermans. La primera de estas también alberga el Museo de la Gueuze de Bruselas. Durante la temporada de producción de la cerveza (octubre a abril), esta cervecería se puede visitar mientras está en funcionamiento. Acércate a ver, oler y saborear cómo se produce esta obra de arte líquida.

Moeder Lambic beer (c) MiloProfi
Amuse-Gueuze
Bruselas se encuentra entre los grandes en el panteón clásico de las cervezas, a la vez que actúa como pionera en la nueva ola de microcervecerías. Locales como la Brasserie de la Senne y el moderno Brussels Beer Project están creando con éxito nuevas e innovadoras cervezas. Sus productos ya están en la carta de todos los cafés que se precien en la capital.

Por supuesto, la cerveza suele servirse en un vaso, pero en Restobières también la puedes degustar en el plato. Este acogedor restaurante se encuentra en el corazón del distrito de Les Marolles. El chef Alain Feyt elabora sus creaciones culinarias con cerveza: mejillones con cerveza Hommel, guiso de ternera con cerveza blanca Watou o incluso un sabayón a base de Kriek. Independientemente del plato, la cerveza siempre es el ingrediente estrella.

Moeder Lambic, Brussels (c)milo profi
El local por excelencia para una buena cata es Moeder Lambic. Este conocido pub ofrece 400 cervezas diferentes, principalmente artesanales. Aquí no sirven cervezas industriales y disponen de un ingenioso sistema que garantiza que la temperatura de los 30 grifos se pueda ajustar para servir cada cerveza a la temperatura perfecta.

En la Grand Place, en pleno corazón de Bruselas, puedes visitar el Museo de las cervecerías belgas, que mantiene viva la tradición centenaria de la cerveza belga. En él podrás conocer todas las herramientas de un cervecero, calderas de cocción, recipientes de producción y fermentación, así como los materiales utilizados en una cervecería del siglo XVIII.  

A poca distancia en coche de Bruselas, no te puedes perder este pub: In de Verzekering tegen de Grote Dorst, cuyo nombre quiere decir «Seguro contra una grandísima sed», en la ciudad de Lennik. Este pub tan especial abre una vez a la semana: los domingos por la mañana, después de misa. Este auténtico pub local fue en su momento votado como la mejor cervecería del mundo por RateBeer.com.

Brujas: una ciudad de cuento con una tubería de cerveza

Brujas es una ciudad medieval, una joya romántica llena de arte y monumentos: el campanario, el beaterio y, por supuesto, sus numerosos museos, como el Groeningemuseum que muestra el trabajo de los maestros flamencos. Aunque, para muchos, 't Brugs Beertje está en lo alto de la lista. Se trata de una famosa cervecería que sirve más de 300 cervezas diferentes y tentempiés en un entorno muy acogedor.

Bruges (c) Milo Profi
Brugse Zot - House beer of family brewery De Halve Maan - © Sebastian Adel (https://creativecommons.org/licenses/by-nd/2.0/)

Si quieres beber algo local, puedes empezar por una Brugse Zot y una Straffe Hendrik, de la cervecería de Brujas De Halve Maan. Esta cervecería única no solo muestra su creatividad en el vaso, sino también bajo tierra. La cervecería ha instalado una tubería subterránea de cerveza entre la sala de degustación de cerveza y la planta de embotellamiento en las afueras de la ciudad. Puedes obtener más información sobre esta hazaña de la ingeniería, y muchas otras cosas, durante tu fascinante visita a la cervecería.

Bruges beer museum
Igual de educativa resulta la visita al Museo de la cerveza en Brujas, que relata la historia de la cerveza, los procesos de fabricación y los diferentes estilos de cerveza. Evidentemente, todo ello complementado con una extensa sesión de degustación. 

Si no te basta, visita uno de los numerosos pubs de la ciudad. 't Brugsch Bieratelier es un gran ejemplo; además, sirve 12 cervezas belgas de barril distintas. El peculiar Rose Red hace sin duda honor a su nombre. El techo de este acogedor café está decorado con cientos de rosas rojas. Bajo ellas, puedes disfrutar de todas las cervezas trapenses del mundo.

Las ciudades flamencas son conocidas por su arte y patrimonio. Y, para ser honestos, la cerveza encaja a la perfección en esa imagen. Desde la Edad Media, los flamencos hemos tenido esta labor artesana en gran estima. Nuestro país está a la cabeza tanto en cantidad como en calidad con 1.500 tipos diferentes de cerveza, algunas de ellas entre las más sabrosas del mundo. Con toda esta información, ¡ya estás listo para disfrutar de una cerveza belga, evidentemente, en Flandes!
Back to top