Ciclismo en Koppenberg, Historias Flandes Bélgica - ©KoenDeLanghe

Hay algunas ediciones del Tour de Flandes en las que el ganador no es el centro de atención, por muy grandes que sean sus hazañas.

Ese fue el caso el 5 de abril de 1987. Claude Criquielion fue el primero en cruzar la línea de meta en Meerbeke, pero el nombre que estaba en boca de todos era Jesper Skibby.

Ese día, el joven corredor danés, que disputaba su segunda temporada como profesional, empezó su escalada del imponente Koppenberg tras una larga escapada de 180 km. Lo que aconteció a continuación fue uno de los incidentes más extraños y dramáticos en la historia de esta ilustre competición flamenca. Sin fuerzas y tras agotar sus existencias de zumo, Skibby se vio obligado a abandonar la superficie adoquinada y situarse en la zanja a orillas de la carretera. En el preciso momento en que se incorporaba al adoquinado, el coche del director de carrera se disponía a adelantarle para abrir paso al pelotón que se acercaba. El coche no solo impactó sobre el casi estacionado Skibby, al que arrojó sin demasiadas contemplaciones sobre los adoquines, sino que además atropelló la bici de Skibby antes de continuar su ascenso del Koppenberg. Ante una marea de seguidores consternados y con su bici totalmente destrozada, Jesper Skibby se vio obligado a dar por finalizada su participación en el Tour de Flandes... y el ascenso al Koppenberg. Tras este incidente, esta subida se eliminó de la carrera durante años y solo regresó al circuito en 2002 tras llevarse a cabo las labores de mantenimiento pertinentes.

Back to top