Fiorenzo Magni, Historias Flandes Bélgica

Con el paso de los años, cada vez son más numerosos los campeones del ciclismo, tanto nacionales como extranjeros, que acuden a Flandes, atraídos por su Tour.

Algunos de ellos se han revelado como auténticos especialistas en la carrera. Uno de los mejores ciclistas que Flanders’ Finest haya conocido jamás es el italiano Fiorenzo Magni. Magni, que comparte récord en Flandes, fue el primer –y sigue siendo el único– ciclista en ganar tres ediciones consecutivas (1949, 1950 y 1951). Este tour de force le ha valido el inusual apodo para un italiano de il Leone delle Fiandre, el León de Flandes. Un nombre por el que Magni sentía un aprecio especial.

Magni, que creció en las condiciones meteorológicas más adversas y se sentía como en casa sobre nuestras cuestas y pavimentos adoquinados, practicaba el ciclismo como un flamenco, allá donde fuera. En el Giro d’Italia de 1956, mostró un extraordinario ejemplo de su enorme fuerza de voluntad. Tras sufrir una rotura de clavícula, se negó a rendirse y, para compensar su incapacidad para aplicar fuerza con su brazo izquierdo, compitió sosteniendo entre los dientes un trozo de tubo flexible de caucho atado al manillar para conseguir equilibrio extra.

Por desgracia, Fiorenzo Magni falleció el 19 de octubre de 2012, a los 92 años de edad, justo una semana después de que habláramos con él en su casa de Monticello Brianza..

Déjate inspirar por las palabras de un importante campeón del ciclismo y un flandrien de pura cepa:

Back to top