Es famosa por sus librerías, por su molino que se puede visitar, por albergar la leyenda del personaje Uilenspiegel, que nació el mismo día que Carlos V, pero en un ambiente muy distinto al de la corte... y por sus restaurantes.

La ciudad, junto con la organización Vlaanderen Lekker Land (Flandes, destino delicioso), ha organizado diferentes paseos gastronómicos. 

Uno de ellos se puede realizar en Vespa (precio de alquiler, 60 euros al día). Una delicia recorrer la campiña flamenca de la zona, numerosos pueblecitos que ofrecen exquisitos productos de la tierra. 

El otro paseo es en autobús. Se trata de un recorrido para probar las mejores cervezas de la zona. ¡Animate a probarlas todas!

Back to top