El «padre de la anatomía humana» nació en Bruselas el 31 de diciembre de 1514. Formado en las universidades de Lovaina, París y Padua, llegó a ser médico del emperador Carlos V y de su sucesor, Felipe II. Murió en 1564 en la isla griega de Zakynthos, donde acabó tras un neufragio, al regreso de su peregrinaje a Jerusalén.
Gracias a su carácter curioso y testarudo, refutó las creencias de Galeno, revolucionando la medicina y sentando las bases de la anatomía moderna.
La Universidad de Lovaina mantiene este carácter de investigación y espíritu emprendedor. De ella surgen numerosos proyectos académicos y empresariales de renombre internacional. El ambiente que rodeó a Vesalio, Erasmo, Mercator o Vives se respira aún hoy por las calles de Lovaina, que cuenta con 35.000 estudiantes universitarios.
Back to top