anillo diamantes joyas diseño moda Flandes Bélgica © Guy Kleinblatt
Ni Amberes ni Amsterdam inventaron la talla de diamantes.
En el S. XV esta disciplina nació en Brujas, de la mano del orfebre Louis de Berquem. El primer anillo de compromiso en diamante del que se tiene conocimiento también se realizó en Brujas. Fue un regalo del Emperador Maximiliano I a María de Borgoña (abuelos de Carlos I) con motivo de su matrimonio. Con el tiempo Brujas quedó alejada del mar, y los comerciantes de la ciudad se instalaron en Amberes, que se transformó en el nuevo foco comercial de Flandes. Si te apasiona el mundo de los diamantes, déjate caer por el Museo del Diamante de Brujas, diamondmuseum.be o el de Amberes. Aprenderás a diferenciar las piedras y sabrás qué aspectos tienen en cuenta los expertos a la hora de valorarlas.
Back to top