Oostende Voor Anker, Costa Playa, Flandes Bélgica Festival ©Pit De Jonge
Ostende, la ciudad más grande de la costa flamenca, comenzó como un pequeño pueblo construido en una isla llamada Testerep.

Historia

Alrededor del año 1265, el pueblo ganó la categoría de ciudad, cuando se permitió a los habitantes construir una sala para la celebración de su mercado.  La principal fuente de ingresos para los habitantes era, como es lógico, la pesca. En 1395, para asegurar su asentamiento, los habitantes decidieron construir un nuevo Ostende detrás de grandes diques, más lejos del mar amenazante.

El olor En 1722, los holandeses cerraron la entrada al puerto de Amberes y Ostende saltó a la fama. En 1838, se construyó una conexión ferroviaria con Bruselas y Ostende que se convirtió en un punto de tránsito a Inglaterra unos años más tarde, cuando el primer ferry zarpó de Dover. Ostende creció en envergadura durante los reinados de los reyes belgas Leopoldo I y Leopoldo II, a los que tanto les gustaba pasar sus vacaciones en la ciudad. Se construyeron monumentos importantes y villas para la Familia Real y pronto les siguió el resto de la aristocracia belga, lo que llevó a Ostende a ser conocida como "La Reina de las localidades marítimas belgas".

Back to top