Gastronomía, arte y mar

En la "City by the Sea", más de ocho kilómetros de playas de arena te invitan a tomar el sol y un refrescante chapuzón en el mar del Norte. Después de jugar al sol, da un paseo por el paseo marítimo, donde encontrarás numerosas tiendas, bares y restaurantes. 

Ostende es una ciudad cosmopolita con un puerto, un muelle de yates, aeropuerto y más de 50 hoteles. Los visitantes se sorprenderán por todo lo que hay que ver y hacer. Hay actividades durante todo el año. Algunos puntos destacados son: Oostende at Anchor, Theatre by the Sea, Sparkling Mondays, Luces mágicas en el Parque, el Mercado de Navidad con una enorme rampa de patinaje sobre hielo y el fin de semana del Carnaval con el conocido Dead Rat Ball.

Una de las principales bazas en Ostende, y quizás menos conocida, es la de la gastronomía. ¿Qué mejor lugar para probar la comida del mar que a la orilla del mar? Hay muchos restaurantes, que van desde exclusivos puntos de atracción hasta acogedores restaurantes, así que siempre hay algo que encaje para todos los gustos y los bolsillos. Las especialidades son el Dover Sole (lenguado), las croquetas de gambas y el "estofado de camarones con tomate". También hay mucho para que te entretengas por la noche como pubs, clubes y complejos de cine.  Echa un vistazo a la previsión del tiempo de hoy en Ostende.

Punto de información

Monacoplein 2, 8400 Ostende Tel.: +32 59 70 11 99
Accesible

Las 5 mejores cosas que hacer

  1. Icono Ostende, Flandes, Bélgica

    El olor de Ostende: una nueva mirada a Ostende.

  2. Icono Casino Kursaal Ostende, Flandes, Bélgica

    El Casino-Kursaal: no sólo para los juegos de azar sino para divertirse en general, con salones, restaurantes, un lounge bar y una sala de juegos.

  3. Icono Ostende, Flandes, Bélgica

    Explorado: un juego fascinante y un mundo de aprendizaje en el antiguo emplazamiento Earth Explorer. Toda la familia podrá experimentar una aventura científica emocionante.

  4. Icono Mercator Ostende, Flandes, Bélgica

    ¡Barco a la vista! El velero Mercator y el buque escuela Amandine fondean en Ostende y se han habilitado como museos.

Back to top