The Virgin and Child with Canon Joris Van der Paele (c)www.lukasweb.be -Art in Flanders vzw photo Hugo Maertens, http://www.lukasweb.be/nl/foto/madonna-met-kanunnik-joris-van-der-paele-10
Jan van Eyck nació en la Edad Media tardía, entre 1385 y 1390, probablemente en Maaseik. El joven Jan van Eyck se menciona por vez primera en los archivos en los años 1420. En aquel momento trabajaba en la ciudad ducal de La Haya. Tras la muerte de su empleador, regresó a los Países Bajos Borgoñones. Primero vivió en Lille y después en Brujas.
Jan Van Eyck, pintura Arte Flandes Bélgica © Groeninge Museum Bruges

Jan van Eyck fue un verdadero innovador. Su obra marcó la historia de la pintura. Es conocido sobre todo por su excelente dominio de la pintura al óleo y es considerado el padre de la pintura al óleo. Una de las ventajas del trabajo con óleos, en combinación con su maestría innovadora, fue que era capaz de copiar cualquier aspecto de la realidad, desde tejidos hasta piedras preciosas e incluso fenómenos naturales, gracias a lo cual sus cuadros resultan extremadamente realistas.

Jan van Eyck fue uno de los primeros pintores en labrarse una identidad individual en vez de ser un mero artesano. Firmaba sus cuadros – algo inusual en aquella época – e incluso tenía su propio lema: “als ich kan” (o sea: “lo mejor que pueda”).

Tan solo veinte obras de Jan van Eyck se han conservado para la posterioridad. Por eso, cada obra de este artista es extremadamente valiosa. La colección del Museo Real de Bellas Artes de Amberes incluye el panel inacabado en óleos de Santa Bárbara de 1437 y el cuadro increíblemente detallado “La Virgen de la Fuente” de 1430. En Brujas, donde vivió el pintor a partir de 1432, encontrarás dos obras más de Jan van Eyck. La “Virgen del Canónigo van der Paele” de 1436 es su segunda mayor obra después del retablo de Gante. La segunda obra brujense es el “Retrato de Margarita van Eyck” de 1439. Su obra más famosa es el retablo de Gante que podrás admirar en la Catedral de San Bavón de Gante. Es uno de los pocos cuadros esenciales que han marcado la historia del arte.

Back to top