Self Portrait (c)Rubens House Antwerp

En ninguna otra ciudad del mundo encontrarás tantos recuerdos tangibles de Rubens como en Amberes puesto que aquí vivió y trabajó la mayor parte de su vida. Aquí se formó, vivió sus alegrías y penas familiares, y recibió a príncipes y dignatarios como diplomático de los Países Bajos. También es el lugar donde pintó, convirtiéndose por aclamación popular en el mayor pintor de su época.

Aún está muy presente en la ciudad. Su estatua da la bienvenida a los visitantes en la plaza Groenplaats y más de cincuenta de sus obras se exhiben en distintos museos e iglesias, a menudo en el lugar para el cual fueron creadas. Su casa, estudio y tumba se encuentran en Amberes. Amberes es Rubens.

Back to top