tipos de Cerveza belga Gastronomía Flandes Bélgica ©www.milo-profi.be
La cerveza se hace tradicionalmente de agua, cebada y lúpulo, pero a veces se añade trigo para crear un sabor fresco de cítrico.

Producción de la cerveza

Se añade un cultivo de levadura a la malta derivada de esta mezcla que convierte los azúcares en dióxido de carbono y alcohol. Cada cervecera tiene su propia cepa de cultivo de levadura, cada una con sus propias características que contribuyen, junto con la selección de diferentes tipos de maltas y lúpulos, a la definición del tipo de cerveza exclusivo de esta cervecera. La cerveza puede fermentar en barriles de madera o someterse a una segunda fermentación en botella.

Toque final

Diversas industrias cerveceras belgas agregan 'granos gruesos' como arroz y maíz para garantizar el sabor y la estabilidad de la cerveza. Un ingrediente muy importante en el proceso de elaboración de la cerveza es, por supuesto, el lúpulo, que no sólo da a la cerveza su amargor, sino que también ayuda a conservarla. Además del clásico lúpulo amargo, las cervezas belgas se están acercando cada vez más a un lúpulo más aromático para obtener los típicos sabores con frecuencia afrutados. Los cerveceros Lambic utilizan lúpulo envejecido y seco para hacer que sus cervezas sean menos amargas. En consonancia con el ejemplo de las recetas basadas en el "gruit" medieval, se añaden diversas hierbas y especias, además de lúpulo, para lograr un sabor más característico. Se utilizan a menudo el cilantro y el curaçao (cáscara de naranja seca) para añadir un toque más cítrico a las cervezas especiales.

Estilos de cerveza

Las cervezas y los estilos de cerveza se clasifican según el método de fermentación utilizado. Existen cuatro métodos de fermentación: baja, alta, espontánea y mixta. Las cervezas de fermentación baja o cervezas pilsner son las más ampliamente distribuidas. La "fermentación baja" hace referencia a las temperaturas bajas (entre 5° y 10 °C) en que se produce la fermentación y al tipo de levadura, que se hunde hasta la parte inferior del depósito después de varios días. Las cervezas de fermentación baja tienen un sabor más estable y consistente. La "fermentación alta" se utiliza normalmente para la mayoría de las cervezas especiales. La fermentación se realiza a temperaturas más altas (entre 15° y 25 °C) y, al final del proceso, las células de levadura flotan en la superficie. El cultivo de levadura utilizado añadirá un toque ligeramente afrutado y/o de especias.

Dos estilos de cerveza exclusivos y típicamente belgas son los de las cervezas de fermentación espontánea y las cervezas de fermentación mixta. En la fermentación espontánea, la cervecera no inocula el mosto lupulado lambic con un cultivo de levadura. En lugar de ello, el mosto lupulado se expone al aire fresco del exterior, lo que se traduce en una fermentación espontánea. Aunque estas cervezas en teoría se pueden fabricar en cualquier lugar, la microflora más adecuada se encuentra en el aire del sudoeste de Bruselas. 

Se utilizan diversos cultivos de levaduras para cervezas de fermentación mixta. Por lo general, la elaboración matriz es la de una cerveza de fermentación alta, y una parte de ésta se almacena en barricas de roble durante un año y medio o más. Durante este tiempo se produce un proceso de fermentación de ácido láctico, y luego esta cerveza se mezcla con cervezas jóvenes de fermentación alta.

Back to top