Chocolate atelier (c) Westtoer

De Godiva a Leonidas, de Côte d'Or a Neuhaus: Bélgica tiene una amplia variedad de grandes marcas de chocolate elaborado por los mejores chocolateros del mundo. La región de Flandes se conoce a menudo como la capital del chocolate. Sobre todo porque dos de las mayores fábricas de chocolate del mundo, Callebaut y Puratos, se encuentran aquí. Con un acceso tan fácil a ingredientes de calidad y una rica historia de elaboración de dulces, te prometemos que disfrutarás de algunos de los mejores pralines que jamás hayas probado.

Las mejores marcas de chocolate

Lánzate a explorar el mundo culinario de las trufas, los pralines, las chocolatinas y sus sorprendentes sabores. Con más de 320 tiendas de chocolate en todo el país, ¡seguro que encuentras algo a tu gusto!

Seller at Neuhaus Chocolate Store Brussels (c) Pieter Heremans

Belvas

Belvas hace trufas y pralines 100% ecológicos y de comercio justo. Es famoso por el sabor de sus bombones y su compromiso social. Este fabricante de chocolate ha ganado muchos premios, como el de la «microempresa más ecológica de Europa», otorgado por la Comisión Europea.

Bruyerre

Con los mejores ingredientes y las recetas más sofisticadas, Bruyerre ha desarrollado una gama de bombones artesanales famosos por sus rellenos, como praline de avellanas, ganache y gianduja.

Corné Port Royal

En 1935, Maurice Corné creó el «Manon Sucré», que se ha convertido en un elemento permanente del patrimonio cultural belga. El Manon Sucré es un delicioso praliné que combina la suavidad de la nata con el nougatine crujiente y el sabor de las nueces frescas. En la actualidad, con ochenta años de experiencia a sus espaldas, Corné Port-Royal continúa con su tradición de recetas auténticas y experiencia artesanal gourmet. El equipo de artesanos trabaja a diario para elaborar bombones con recetas que han permanecido inalteradas durante casi un siglo.

Côte d'Or

El 24 de abril de 1883, Charles Neuhaus registra la marca Côte d'Or. Así, nació un icono belga. El primer chocolate de Côte d'Or se elaboró a partir de granos de cacao de la Costa de Oro, la actual Ghana, y se asoció al conocido logotipo del elefante. La primera tableta se creó en 1911. Desde sus inicios, la variedad de tabletas de chocolate fue aumentando para convertirse en un surtido que incluye docenas de nuevos productos y sabores. Desde el Mignonnette, el Bouchée, el Chokotoff, las tabletas con galleta o el lanzamiento en 1990 de la gama Sensations, chocolate de sabor intenso para los grandes aficionados a este dulce, que incluye el chocolate Noir de Noir, el Noir Intense y el Noir Brut. Todas estas delicias de chocolate provienen de la experiencia y la pasión de Côte d'Or por el chocolate. Las razones de su éxito son evidentes: artesanía de vanguardia, fidelidad a un sabor intenso y único, y la receta original (alto contenido de cacao combinado con una calidad impecable y homogénea de los granos), así como una búsqueda constante de nuevas ideas y exitosas innovaciones en los productos. Y por último, pero no por ello menos importante: el respeto del grupo Mondelez International por el saber hacer belga ha garantizado que la calidad del chocolate Côte d'Or se mantenga y sea reconocida internacionalmente.

Daskalidès

Prodromos Daskalidès sentó las bases en 1931 de una referencia indiscutible en el mundo de la elaboración del chocolate. Ese año abrió su primera pastelería en Gante. El número de tiendas Daskalidès, famosas por sus deliciosos pralines, no tardó en crerer. Las siguientes generaciones consolidaron este éxito y lograron tentar a los mercados extranjeros con los sabores ùnicos y recetas tradicionales de Daskalidès. Hoy en día, Daskalidès es un referente inconfundible en el mundo del chocolate. Su excelente calidad, sabor fantástico, creaciones originales y embalaje moderno subrayan el carácter joven y atractivo de Daskalidès.

Jean Galler

Jean Galler nació rodeado de lujosos postres. Le gustaba trabajar en la confitería de la familia, fundada por su abuelo en 1930. A los 16 años el chocolate comenzó a inspirarle y se puso a experimentar y crear. Para desarrollar sus conocimientos y descubrir nuevos sabores, estudió en Basilea (Suiza) y luego con Gaston Lenôtre en París. Con 21 añons fundó su propia empresa. Después de 35 años, la empresa sigue basándose en los mismos principios: la pasión por el chocolate, el orgullo por la perfección y la constante creatividad. En la actualidad, Jean Galler y su equipo diseñan y elaboran todo tipo de pralines, helados, pastelería, tabletas de chocolate con o sin relleno, así como lenguas de gato (con figuras de gatos moldeados en chocolate), cremas de untar de chocolate, chocolatinas y otros productos.

Godiva

La historia de Godiva Chocolatier es la historia de un artesano chocolatero cuyo nobmre se ha convertido en un símbolo de lujo y prestigio en todo el mundo. Todo comenzó en Bruselas en 1926, cuando Pierre Draps padre creó sus primeros bombones rellenos de praliné en el pequeño taller de su casa en Bruselas. La familia eligió el evocador nombre de «Godiva», inspirándose en la pasión y generosidad de Lady Godiva, protagonista de una leyenda medieval inglesa. El negocio siguió creciendo y se abrió una tiendra insignia en la emblemática Grand Place de Bruselas. Godiva está presente en más de ochenta países de todo el mundo y se ha convertido en sinónimo de sofisticación e innovación. Los maestros chocolateros de Godiva combinan sabores asombrosos con finas texturas y se sirven de su experiencia para crear obras maestras a partir de los mejores ingredientes.

Leonidas

Generosidad, frescura y «poner los pralines al alcance de todo el mundo» conforman la filosofía de Leonidas. Durante más de cien años, Leonidas ha permitido al mundo disfrutar la generosidad de sus magníficos bombones, con un surtido de más de cien variedades diferentes, en tiendas de todo el mundo. Leonidas garantiza la frescura y calidad de sus bombones, que se elaboran con métodos tradicionales empleando solo los mejores ingredientes. Para la cobertura, únicamente se utiliza manteca de cacao pura, junto con ingredientes 100 % naturales. Todos los demás componentes también se eligen cuidadosamente. Basándose en su filosofía de «poner los pralines al alcance de todo el mundo», Leonidas sigue creando productos originales y gourmet con un espíritu de unión, cercanía y generosidad.

Mary

En 1919, la amante del chocolate Mary Delluc abrió un negocio en Bruselas que estaba destinado a convertirse en la chocolatería Mary. Buscaba excelencia y calidad, un objetivo que luego se convirtió en un legado. Puede que la principal preocupación de Mary sea la calidad de las materias primas y los bombones elaborados, pero su extraordinario refinamiento también se refleja en la forma en que presentan sus productos, desde las cajas de bombones hasta los escaparates. Fue en 1942 cuando Mary recibió por primera vez el título de «proveedor Patentado de la Corte de Bélgica», título que recibió de nuevo en 1990 y 1994.

Neuhaus

Neuhaus trabaja con ingredientes de alta calidad y cuenta con más de 155 años de experiencia y saber hacer artesano. Las lujosas cajas de regalo hacen de sus creaciones un placer tanto para regalar como para recibir. Cuando Jean Neuhaus llegó a Bruselas en 1857, abrió su botica en la prestigiosa Galería de la Reina. Para hacer más agradable el sabor de sus medicinas, las cubrió con una capa de chocolate. Su nieto, Jean Neuhaus Junior, que heredó su pasión por el chocolate, tuvo la idea de sustituir la medicina del interior por deliciosos rellenos y así, en 1912, inventó el primer «praline» o bombón relleno. Unos años más tarde, la esposa de Jean Neuhaus Junior inventó la caja ballotin, un elegante envoltorio que convirtió el chocolate en un regalo de lujo. La pasión de Jean Neuhaus por el chocolate sigue estando muy presente en la amplia gama de bombones Neuhaus. Cada praline tiene su propia forma, sabor y nombre. Todos los bombones Neuhaus se fabrican en sus talleres de chocolate de Bruselas, Bélgica.

Planète Chocolat

Desde el corazón de Bruselas, los apasionados maestros chocolateros de Planète Chocolat ofrecen al mundo entero un chocolate artesanal. Puedes comprar una gran variedad de deliciosos dulces, como pralines, tabletas de chocolate, trufas, gayettes y caraques, en su tienda virtual. Todo ello envuelto en lujosas cajas. El chocolate belga está hecho con manteca de caco 100 % pura y no contiene OMG, conservantes ni colorantes artificiales. Aprende a elaborar tu propio chocolate artesanal en un taller de Planète Chocolat.

Starbrook Airlines

Patrick Gilis se hizo cargo del negocio familiar Gilis Fine Food Group de su padre en 1980. Unos años más tarde, el empresario buscó un nuevo reto, algo único con lo que pudiese dominar el mundo. Así nació Starbrook Airlines, una aerolínea imaginaria, fundada en 1983 en colaboración con Jaak De Koninck. El chocolate Starbrook se elabora de forma profesional utilizando solo el mejor chocolate belga para garantizar la calidad de los productos. Starbrook Airlines ha firmado el «Código del chocolate belga» que prohíbe el uso de cualquier otra cosa que no sea chocolate belga. Este concepto único ha logrado ganarse al mundo con su perfecta combinación del mejor chocolate y un arte increíble. Encontrarás este chocolate en doscientos aeropuertos de más de ochenta países. Sobre la base de este éxito, ahora ha abierto su tienda insignia Starbrook Chocolate & Art Store en Amberes.

Zaabär

Zaabär invita al amante del chocolate a un viaje encantador a la tierra de los sabores y fragancias en los planetas. Zaabär ha reunido suculentas y emocionantes especias lejanas, hierbas, flores seductoras y tentadoras frutas, combinándolas con la alegría pura de un rico chocolate belga fino. Desde la antigüedad, estos regalos de la naturaleza nos han ofrecido grandes beneficios para el cuerpo, por ejemplo, habiendo sido utilizados en medicamentos. Zaabär continúa esta tradición. Abre, huele, saborea y evádete en el fascinante mundo de... Zaabär.

Maestros del dulce

Detrás de cada gran marca de chocolate se encuentra un equipo de los mejores chocolateros. Usan sus conocimientos, experiencia y saber hacer artesano para crear los bombones más finos y sofisticados, utilizando los mejores productos: chocolate belga de alta calidad. No huyen de las innovaciones ni de los desarrollos tecnológicos en el sector del chocolate. Y eso hace que obtengan galardones en diversos concursos internacionales, como el Patisserie World Cup.

chocolatier (c)milo profi.jpg

Los pralines flamencos son elegantes bombas de sabor con refinadas texturas

El gran chocolatero Herman Van Dender - Van Dender

De la misma forma que nuestros cerveceros trabajan duro por conseguir el sabor perfecto, la elaboración del chocolate exige una cantidad impresionante de trabajo. La elaboración de nuestro chocolate y nuestros pralines implica mucho más de lo que parece. Por esa razón, probar o llevarse a casa una jaca de pralines a casa es una experiencia que nadie perderse al visitar Flandes.

Back to top