Campos de Flandes, Flanders Fields, Historia Flandes Bélgica (c)Westtoer apb

El tour general te llevará a los lugares históricos más importantes de Flanders Fields. Empieza tu recorrido en el Memorial Museum Passchendaele y el parque que lo rodea. Visita cementerios militares, el In Flanders Fields Museum, Talbot House, la Torre de Yser, la Puerta de Menin y otros puntos de interés. El tour te brinda la oportunidad de sacar el máximo provecho de tu visita de 48 horas a Flanders Fields.

Día 1

Berten Pilstraat 5, Zonnebeke, Bélgica | +32 51 77 04 41
Comienza el día en el corazón de la Tercera Batalla de Ypres o "Passchendaele", como es más comúnmente conocida. El nombre por sí solo es un símbolo de la violencia militar sin sentido y por eso el museo tiene por objeto proporcionar un recordatorio para las futuras generaciones. El túnel subterráneo con puestos de comunicación y vestidores, oficinas centrales, centros de trabajo y dormitorios, proporciona una idea de cómo tuvieron que vivir los soldados bajo tierra, como topos, porque ya no quedaba nada encima. Es impresionante, como también lo es el museo con su colección de artefactos, imágenes, películas y dioramas históricos. Completa tu visita al museo al aire libre en las trincheras antes de dirigirte hacia el parque que rodea el museo.
 
Con su muro en arco y sus columnatas en piedra blanca, el Memorial del Cementerio de Tyne Cot infunde respeto. Es el cementerio militar más grande de la Commonwealth en el continente europeo. Casi 12.000 soldados están enterrados aquí. 12.000 cruces blancas, fila tras fila. Es sobrecogedor. En el Muro del Memorial están los nombres de los 34.957 soldados que cayeron después del 16 de agosto de 1917 y cuyas tumbas se desconocen. En silencio, pasamos a otro cementerio, esta vez al otro lado del frente.
 
Conduce unos 6 o 7 kilómetros desde Passchendaele a la aldea de Langemark, donde se puede encontrar uno de los cuatro cementerios de guerra alemanes en Flandes. Detrás de la entrada monumental reposan más de 44.000 soldados, la mitad de ellos en una fosa común. Entre ellos, se encuentran más de 3.000 cadetes y estudiantes voluntarios, lo que explica por qué el cementerio también es conocido como el Studentenfriedhof (Cementerio de los estudiantes). La estatua de bronce del duelo de cuatro soldados de Emil Krieger es muy impresionante. Ligeramente más grande que la realidad, atrae inmediatamente la mirada al entrar en el cementerio.
 
Grote Markt 34, Ypres, Bélgica  |  +32 57 23 92 20
En Ypres, empieza con una visita al centro de conmemoración de la Primera Guerra Mundial en Flanders Fields el Museo In Flanders Fields. La entrada se hace con un brazalete blanco con una amapola roja, en lugar de un billete. Este museo recientemente reformado - ubicado en la impresionante Lonja de Paños de Ypres - se centra en las historias personales que recuerdan la invasión, la guerra de trincheras y las ceremonias de conmemoración desde el armisticio. Tómate un tiempo para subir lentamente al campanario y echar un vistazo a lo que antes eran los campos de batalla.
 
Menenstraat, Ypres, Bélgica |  +32 57 23 92 20
Dedica un tiempo a degustar la cocina flamenca y la cerveza local antes de dirigirte a la Puerta de Menin - con mucho, el memorial de guerra más famoso de la Commonwealth en Flandes. En sus paredes blancas están grabados los nombres de 54.896 soldados cuyos cuerpos nunca fueron encontrados (los otros 34.000 nombres ya los vimos en el Memorial de Tyne Cot esta tarde). Desde 1928, en todos y cada uno de los días, excepto durante la Segunda Guerra Mundial, suena el The Last Post en el exterior de estas paredes.
 
Hoornwerk 1, Ypres, Bélgica  |  +32 477 27 00 61
Al final del día, esta, experiencia final es muy emotiva. Los cuatro cornetas - con el uniforme de los bomberos voluntarios de Ypres - están formados y las primeras notas suenan como una llamada. Si bien no podemos devolver la vida a los soldados, enviémosles "un último adiós al final de sus labores terrenales y al inicio de su descanso eterno", como se lee en www.lastpost.be. Hay muchos videoclips de la ceremonia en YouTube y, como dice un comentario sobre el vídeo: "Hay que verlo una vez en la vida y, si no te conmueve, es que eres de piedra".

Día 2

Gasthuisstraat 43, Poperinge, Bélgica  |  +32 57 33 32 28
Inicia el segundo día en Poperinge con algo un poco más ligero. Es aquí donde puedes encontrar la Casa Talbot , una gran casa en el centro de la ciudad también conocida como Every-Man’s Club, que visitaban los soldados de todos los rangos. El interior sigue siendo como era hace 100 años, con cómodas sillas, escritorios para escribir cartas a casa y una biblioteca (los hombres tenían que dejar la gorra cuando querían un libro - de esta manera se garantizaba que los soldados devolverían el libro antes de marchar). También es un lugar en el que ahora puedes relajarte con una taza de té, al igual que hicieron los soldados acantonados hace cien años. Camina por la casa y el jardín, es fácil imaginar que esto era un refugio seguro en medio de la locura de la guerra.
 
Sin embargo, Poperinge fue también un lugar de ejecución y el patio del ayuntamiento de Poperinge es un recuerdo doloroso. Los soldados con neurosis de guerra, que huyeron sin saber lo que hacían, no obtuvieron ninguna compasión de sus oficiales. Fueron condenados a muerte en consejo de guerra y pasaron su última noche en la cárcel del ayuntamiento antes de recibir un disparo en el patio.
 
Boescheepseweg, Poperinge, Bélgica  |  +32 57 22 36 36
A unos 11 kilómetros del ayuntamiento de Poperinge, se encuentra el segundo mayor cementerio de guerra de la Comisión de las Tumbas de Guerra de la Commonwealth, Lijssenthoek, la mayor estación de evacuación de heridos del Saliente de Ypres. Los que no lo consiguieron fueron enterrados aquí. Haz una visita al centro de visitantes y luego pasa por delante de una línea de 1392 postes, que constituyen la línea del tiempo del cementerio - un gráfico de barras tridimensional de las más de 10.000 víctimas enterradas aquí. Se impone el silencio.
 
IJzerdijk 49, Diksmuide, Bélgica |  +32 51 50 02 86
La Torre del Yser de 83 m de alto se puede ver claramente a través de la Llanura del Yser. El impresionante edificio es a la vez un monumento y un museo de la Primera Guerra Mundial. En sus paredes está escrito NO MÁS GUERRA en cuatro idiomas - un mensaje claro. Dentro de este monumento por la paz, hay 22 pisos de museo. Siente lo que parece ser el olor de gas mostaza, afortunadamente sin el efecto letal.
 
Camina hacia el norte por la orilla del río Yser y disfruta del paisaje de campos y prados verdes. Incluso pueden verse algunas amapolas. Después de unos cuantos kilómetros, llegarás a uno de los recordatorios más evocadores de la guerra en la cuenca del Yser - la trinchera de la muerte. La trinchera, con una red de revestimientos, zanjas y refugios de 1 kilómetro de largo, era una de las posiciones belgas más peligrosas del frente occidental, situada a tan sólo 50 metros de un búnker alemán. Como resultado, estaba sometida al fuego casi constante de ametralladoras y francotiradores alemanes. Sugerencia: sube a la segunda planta del centro de visitantes para una vista panorámica de la llanura del Yser.
 
Los hijos muertos fueron llorados por ambos lados y en el cementerio de guerra alemán de Vladslo, cerca de Diksmuide, hay un símbolo de este dolor. Detente frente a la famosa escultura de Käthe Kollwitz, "El duelo de los padres" y verás al padre que lucha por contener su emoción y a la madre que se inclina con un dolor absoluto. Su hijo, Pedro Kollwitz de 18 años y voluntario en el ejército alemán, se encuentra entre los 25.000 soldados alemanes enterrados aquí.
Back to top