Tomate relleno de gambas, Gastronomía Flandes Bélgica (c)Sofie Coreynen
Los 67 kilómetros de costa de Flandes son conocidos por su gastronomía y su exquisito marisco. Los pescadores tradicionales aún viven y trabajan en la costa. Cada noche, salen al mar a capturar pescado fresco: gambas, platija, lenguado, etc. Vuelven al puerto de madrugada, donde seleccionan, limpian y venden lo que han pescado. Más tarde ese día, su producto fresco será servido y degustado en uno de los restaurantes locales.

Los mejillones acompañados de “frites” es un plato típico famoso en el mundo entero y no hay ningún lugar mejor para probarlos que en un de los muchos pueblos y ciudades de pescadores situadas a lo largo de la costa Flamenca, donde los mejillones belgas son llevados a tierra.  Las limpias aguas del Mar del Norte dan a estos mejillones su sabor único; son carnosos y su concha es más ligera que la de otros mejillones.  Otro marisco flamenco único es la gamba gris, también conocida como “Purus”. A menudo descrita como “la reina del marisco” por los habitantes de la costa, una vez peladas miden menos de 2,5 cm, tiene un color gris rosado y un sabor más pronunciado que las tradicionales gambas rosas más grandes. Una manera tradicional de comer estas gambas es rellenar tomates con ellas, zumo de limón y mayonesa, lo que también se conoce como Tomaat Garnaal.

En Ostende, asegúrese de buscar ostras de Ostende (Ostendaise). A finales del siglo XIX, las ostras planas de Ostende eran muy populares entre los ricos y famosos, y se servían en los mejores restaurantes de toda Europa. Sin embargo, no fue hasta 1996 cuando las lagunas de ostras de Spuikom se volvieron a abrir. La Ostendaise tiene un sabor suave y puede encontrarse fácilmente en los restaurantes o pescaderías de Ostende. 

Mussels and ‘frites’ is a classic dish, famous throughout the world, and there’s nowhere better to experience it than in one of the many fishing villages and towns along the Flemish coast, where the Belgica mussels are brought to land. The clear waters of the North Sea give these mussels their unique flavour; they are fleshy and their shells are lighter than other mussels.
  - See more at: http://www.visitflanders.co.uk/discover/flanders/flemish-specialities/seafood/index.jsp#sthash.8Ie4ayCO.dpuf
Back to top