48 horas en Lovaina: conocimientos, cultura y una vida estudiantil vibrante

2 días
Lovaina
Beer- en Foodpairing-tour by Leuven Leisure

Lovaina, el lugar donde el patrimonio centenario y la vida estudiantil crean una combinación perfecta. Descubre el acogedor centro de la ciudad, con sus puntos de interés artísticos, la rica historia de una de las universidades más antiguas de Europa, los oasis de silencio y el bar más largo del continente.

Día 1

El corazón de la ciudad

Beer- en Foodpairing-tour by Leuven Leisure

Nuestra visita de dos días comienza en el corazón de la ciudad: en el Grote Markt (la Plaza Mayor). En su diseño actual, esta plaza existe desde el siglo XIV y se caracteriza por edificios señoriales de estilo gótico brabantino. El ayuntamiento es un ejemplo perfecto. Se remonta a 1439, cuando se colocó la primera piedra. Este monumento se caracteriza por una enorme riqueza de detalles. La extraordinaria fachada está decorada con nada menos que 236 esculturas únicas.

Una vez admirado ese palacio de esculturas, solo hay que darse la vuelta para admirar otro punto de interés: la iglesia de San Pedro. Este monumento gótico tardío con atalaya del siglo XV fue reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999 y fue restaurado en su totalidad en 2020. Una magnífica iglesia que no solo destaca por su exterior, ya que su interior alberga un enorme tesoro. Encontrarás una colección única de obras de arte que han estado aquí durante siglos. El punto más destacado es La Última Cena de Dieric Bouts, primitivo flamenco y pintor de la ciudad de Lovaina. Su monumental tríptico sigue colgado en la capilla para la que fue pintado hace casi 600 años.

La iglesia de San Pedro presume de tener una colección centenaria, pero también cuenta con una capa artística hipermoderna. Esto se debe a la presencia de la Hololens, un dispositivo que se parece un poco a un casco y unas gafas en uno. Gracias a los altavoces, cámaras, proyectores y sensores, proyecta imágenes en 3D sobre ese entorno natural. De esta manera, la impresionante colección de arte se ve reforzada con espectaculares imágenes y animaciones. Una llamativa combinación de patrimonio centenario y futurismo.

Flores, plantas y paz sagrada

Begijnhof Leuven

Tras una dosis de realidad virtual, dejamos la tecnología por un tiempo. Damos un pequeño paseo hacia dos oasis de tranquilidad. La primera parada es el Jardín botánico, que es el más antiguo de Bélgica. La Universidad de Lovaina lo creó en 1738 para sus estudiantes de medicina; actualmente sigue en pie como una casa. Los amantes de la flora disfrutarán de una impresionante colección de flores y plantas. El complejo de invernaderos de 450 m², con todas sus especies (sub)tropicales, es especialmente impresionante: una explosión impresionante de aromas y colores.

Estas maravillas de la naturaleza tienen poderes especiales. Pueden hacerte sentir una enorme serenidad. Esa sensación se acentúa en el siguiente punto importante: el Gran Beaterio. Hace siglos, aquí convivían grupos de beguinas. Eran mujeres solteras y viudas que no querían entrar en un convento, pero que querían dedicar su vida a Dios. En todo Flandes y en algunas partes de Francia, formaron juntas comunidades cerradas. Lo hacían en redes características de calles y plazas, jardines, parques y casas de campo. Con 300 casas repartidas en aproximadamente 3 hectáreas, el Gran Beaterio de Lovaina es uno de los más grandes y quizás el más pintoresco de su clase. Todavía se pueden encontrar los edificios históricos, los pequeños puentes sobre el Dijle y la iglesia gótica con sus impresionantes vidrieras. Un escenario de cuento de hadas para disfrutar de un tranquilo paseo.

Puntos de interés artísticos

M Museum Leuven - © Kris Jacobs

Después de un tranquilo paseo crepuscular, volvemos a dirigirnos al centro de la ciudad. ¡Al Museo M! Hace algunas décadas, aquí había un modesto museo urbano, que se asemejaba principalmente a un escaparate de curiosidades. Pero los tiempos cambian y este museo también lo ha hecho. En la actualidad, el M exhibe una impresionante colección de arte. Una colección amplia, diversa y anclada en la localidad. El museo se centra sobre todo en Lovaina y en el antiguo Ducado de Brabante. En esa colección también encontrarás algunas piezas de primera calidad de maestros flamencos como Dieric Bouts, Constantin Meunier y Rogier van der Weyden. Una agradable introducción a los primitivos flamencos y a sus sucesores.

Una buena bebida

Leuven Oude Markt

Al final de un día ajetreado, nuestras piernas se merecen un poco de descanso. Mientras nos relajamos, aprendemos más sobre otra pieza del patrimonio belga: la cerveza. Lovaina tiene mucho que ofrecer en este sentido. La ciudad no solo es la cuna de la famosa Stella Artois (de la que hablaremos más adelante), sino que también alberga el «bar más largo de Europa». En el Oude Markt encontrarás una treintena de bares perfectamente alineados. Cuando el tiempo acompaña, es un escenario maravilloso para disfrutar de una terraza, mientras que cuando el tiempo invita a quedarse en el interior, se organiza un recorrido por los bares. Una oportunidad ideal para conocer la vida estudiantil de Lovaina. Un ambiente maravillosamente despreocupado. ¡Salud!

Día 2

En la primera jornada de nuestro viaje de dos días, ya conocimos la Universidad de Lovaina. Hoy la vamos a conocer un poco mejor. Una visita obligada cuando se pasea por esta ciudad, porque quien dice Lovaina, dice universidad. La Universidad Católica de Lovaina está indisolublemente unida a la ciudad. Fue fundada en 1425, fecha que la convierte en una de las universidades más antiguas de Europa. A lo largo de los siglos, su impacto en la ciudad fue creciendo. Por donde quiera que vayas, el rico pasado de la universidad y de sus más de 50.000 estudiantes te envuelve. Empezamos el segundo día con una visita al rico patrimonio de la universidad.

 

Puntos universitarios de interés

Ladeuzeplein - Leuven © Milo Profi

Empezamos por la Biblioteca universitaria en la inmensa Monseigneur Ladeuzeplein. Un espléndido edificio de estilo neorrenacentista flamenco, cuya orgullosa torre parece tocar el cielo. Este templo del conocimiento alberga una asombrosa colección de libros, pero también actúa como monumento a la guerra. Durante las dos guerras mundiales, el edificio quedó casi completamente destruido. Los daños fueron incalculables. Se perdieron innumerables libros y manuscritos, incluida el acta fundacional original de la universidad. Después de esos tiempos sombríos, la biblioteca fue restaurada casi por completo respetando los planos originales. Un recorrido por las cinco plantas de la biblioteca te permitirá conocer todas esas impresionantes historias.

Para conocer otro punto de interés de la universidad, nos dirigimos al Grote Markt. Allí encontrarás el Pabellón universitario, un edificio con una historia centenaria. Originalmente, era utilizado por los tejedores de telas de la ciudad como lugar de venta. Poco después de su fundación, la universidad se instaló allí. En la actualidad sigue siendo el centro político de la universidad.

Ya hemos visto dos perlas cercanas, aunque eso no nos debería sorprender. Al fin y al cabo, la ciudad está plagada de patrimonio universitario. Por toda la ciudad hay repartidos varios campus y colegios. Al salir del Pabellón universitario, gira a la derecha. Dos minutos más tarde, admirarás la fachada del Premonstreitcollege. A finales del siglo XVI, lo utilizaban los estudiantes de teología. Inmediatamente después se encuentra el Atrechtcollege, fundado en 1508 para acoger a estudiantes necesitados. Unos metros más allá se encuentra el Hogenheuvelcollege, un lugar ya construido en el siglo XV. Todos estos edificios históricos siguen teniendo una función dentro de la unief.

Este también es el caso del Koningscollege. Fue fundado en 1579 por Felipe II, rey de España. Actualmente alberga el Museo de Zoología. Este museo gestiona una impresionante colección de esqueletos y animales disecados. Ofrece una visión sistemática y viva del reino animal, desde la esponja hasta el mamífero. La visita a los edificios universitarios termina en la Hogeschoolplein, en el Pauscollege. Fue fundado en 1523 por el Papa Adriano VI, que fue profesor de la Universidad de Lovaina. Los que no se cansan de ver el patrimonio académico encontrarán en esta aplicación un detallado recorrido a pie.

Un patrimonio excepcional

Abdij Van Park, Leuven - © Toerisme Leuven

Después de un fascinante paseo por el patrimonio, nos dirigimos a las afueras de la ciudad. Allí, en medio de la vegetación, encontrarás un lugar muy especial. La Abadía del Parque, un edificio patrimonial del siglo XII excepcionalmente bien conservado. Un paseo por la abadía te sumergirá en la filosofía y la historia de esta abadía norbertina, cuyas principales salas históricas están abiertas al público. Deléitate con los singulares techos de estuco y el pasillo con 20 virtuosos paneles de vidrieras, ambos del siglo XVII. En el recinto de la abadía también encontrarás el museo PARCUM, que se centra en la encrucijada de la religión, el arte y la cultura. Además de todo ese patrimonio, el parque de la abadía también es un lugar encantador para relajarse. Puedes pasar un día entero montando en bicicleta, haciendo footing o caminando por el parque y alrededor de sus numerosos estanques. Adéntrate en la granjapara degustar los productos frescos caseros.

Despedida con una cervecita fresca

Vaartkom, Leuven - © Kevin Faignaert

Arte e historia, patrimonio y silencio sagrado. Estos son elementos que definen a Lovaina, pero la ciudad es mucho más que eso. Es un lugar moderno, pero que mira de frente hacia el futuro. Puedes conocer mejor ese lado en el Vaartkom. En su día fue un emplazamiento industrial y cervecero abandonado junto al canal. Hoy en día es uno de los lugares más de moda de Lovaina.

Paseando entre los edificios, descubrirás cómo la historia y el futuro van de la mano. Actualmente, el antiguo edificio de la aduana se llama OPEK, una sede para organizaciones artísticas con un acogedor café cultural. El complejo de viviendas Balk van Beel es un ejemplo de manual de vida sostenible. Cuenta con un flamante parque de barrio y con De Hoorn. Este complejo solía ser la sede de Stella Artois. Ese icono es uno de los exponentes más conocidos de nuestra cultura cervecera. La primera vez que se fabricó esta famosa cerveza, a principios del siglo XVIII, fue en este mismo lugar. Las cubas de lupulado de cobre se han conservado y todavía se pueden admirar. Una pieza única del patrimonio que se disfruta mejor con una cervecita fresca en la mano.

Algo que, por cierto, también puedes hacer en la nueva cervecería. A diez minutos a pie de De Hoorn encontrarás la sede actual de Stella Artois. Todos los sábados abre sus puertas a los visitantes, que acompañan una visita interactiva con una deliciosa y espumosa Stella Artois.

Y así dejas que vaya llegando la tarde. Con una cervecita fresca en la mano, te despides de Lovaina por ahora. Un final perfecto para una visita de dos días brillante.

Punto de información Lovaina

SVG

¡Listo para marchar! 

Consulta nuestra información útil para tu viaje a Flandes:
cómo llegar aquí, cómo moverse, así como algunos aspectos prácticos.

También te pueden gustar estas historias