Querid@ amig@de Flandes:

En vista de la situación de COVID-19, actualmente se están aplicando medidas de seguridad específicas y restricciones adicionales en toda Bélgica. Encontrarás información más detallada en la siguiente página web y directrices/requisitos en vigor del Gobierno belga. Para los últimos consejos para viajar a nuestro país, por favor consulta a tus autoridades locales.

Si viajas a Flandes, Bruselas o a cualquier otro lugar de Bélgica por una duración de 48 horas o más, deberás rellenar un formulario de localización de pasajeros, dentro de las 48 horas anteriores a tu llegada a Bélgica. 

Cuídate bien a ti mism@ y a tus seres querid@s y sigue segur@ y saludable.  

Esperamos darte la bienvenida pronto, de todo corazón.
Un abrazo,

Turismo de Bélgica: Flandes y Bruselas
VISITFLANDERS

(c) Sint-Baafskathedraal Gent, www.lukasweb.be - Art in Blanders, foto Dominique Provost

Uno de los mayores tesoros del arte se encuentra escondido en la bulliciosa ciudad de Gante: la Adoración del Cordero Místico de los hermanos van Eyck, también conocida como el Altar de Gante. Tras intensos trabajos de restauración, ha podido volver a casa. Por fin. El nuevo centro de visitantes de la catedral de San Bavón revela los secretos de su obra de arte.

Los divinos colores regresan a la catedral de San Bavón

En 1432, se hizo arte en Gante. En la icónica catedral de San Bavón, se presentó una obra maestra al mundo: la Adoración del Cordero Místico, de Jan van Eyck y su hermano Hubert. Un trabajo monumental formado por doce tablas, cada una de las cuales representa una escena bíblica. El medio elegido: pintura al óleo, algo en lo que se considera que Van Eyck fue un pionero. Puede que no inventara este proceso artístico, pero sin duda lo perfeccionó. El Maestro Flamenco aplicó varias capas semitransparentes una encima de otra, trabajando desde tonos claros a oscuros. El resultado: una obra maestra con una sensación de profundidad y perspectiva incomparable.

La atención al detalle, la habilidad técnica y el irresistible uso del color convierten a Jan van Eyck en una figura insigne del arte: a nivel internacional, pero también, por supuesto, en Flandes. Junto con sus camaradas, el gran Pieter Bruegel y el gran maestro barroco Peter Paul Rubens, forman el triunvirato artístico de los Maestros Flamencos. Aunque nunca se conocieron (ya que vivieron en épocas distintas), el trío elevó el arte a un nivel superior.

Ghent Altarpiece Lam Gods - (c) Art in Flanders, foto Cedric Verhelst

Una historia tumultuosa

Los Maestros Flamencos le dieron al mundo un extraordinario corpus de obras, repletas de toques de luz que resisten el paso del tiempo con honores. El Altar de Gante es un magnífico ejemplo de ello: un trabajo de altísimo nivel artístico y que despierta mucho interés. Por una parte, el de los amantes del arte y, por otra, el de muchos con intenciones menos dignas. En 1794, (parte de) el Cordero de Dios abandonó la catedral de San Bavón por primera vez. Los soldados franceses se llevaron las tablas centrales a París. No volvieron a Gante hasta 1815, tras la caída de Napoleón.

Ese fue el inicio de una historia tempestuosa. A lo largo de los siglos, la Adoración del Cordero Místico ha sido robada o retirada de la catedral en siete ocasiones. Se trata de una de las obras más robadas de la historia, y el Altar de Gante aún conserva las cicatrices. En 1934, dos tablas laterales fueron robadas y solo se ha recuperado una de ellas. La tabla que representa a los Jueces Justos sigue desaparecida.

Restaurada a la vista del público

En 2012, se añadió un nuevo capítulo a esta extraordinaria historia, aunque con mejores consecuencias. Llegó el momento de realizar una restauración a fondo. Un grupo de destacados expertos se pusieron manos a la obra armados con la paciencia de Job. Y lo hicieron, literalmente, ante la mirada del público. Los visitantes podían verlo todo a través de la ventana del estudio en el Museo de Bellas Artes de Gante. Un proyecto de enormes proporciones pero que, por lo visto, ha merecido la pena. Casi una década después, el trabajo ha recuperado por completo su grandeza original.

Museum of Fine Arts Ghent

De nuevo en casa, pero en un nuevo entorno

El Altar de Gante podía, por fin, volver a casa. Y, mientras tanto, su hábitat natural se ha modernizado. Desde 1985, la obra se exponía en un espacio bastante reducido de la catedral. Un lugar que no le hacía justicia a la gloria de los tiempos pasados de este retablo. Eso tenía que cambiar. Así, se ha transformado una capilla del ábside de la catedral en el nuevo hogar del Cordero Místico y se ha construido un nuevo centro de visitantes en la cripta del majestuoso edificio.

Ahí, con unas gafas de realidad aumentada, puedes viajar atrás en el tiempo hasta el pasado en la cripta de la catedral y ser testigo de la tumultuosa historia del Altar de Gante y de la catedral como si estuviera ahí mismo. Tanto la obra maestra como el imponente edificio cobran vida hasta el más mínimo detalle. Ven y experimenta su gran misterio. Tanto si eres un ferviente amante del arte o vienes de visita con la familia, el centro de visitantes del Altar de Gante estará encantado de recibirte y prepararte para descubrir esta obra maestra en todo su esplendor, en la Capilla del Sacramento.

St. Bavo´s Cathedral & Visitor Center - (c) Sint-Baafskathedraal Gent, Art in Flanders, foto Bas Bogaerts

El Cordero Místico ha vuelto a casa: a su catedral de San Bavón, en el centro de la ciudad. El Altar de Gante está vivo. Larga vida al Altar de Gante.

Volver al principio