Ypres from above

En lo que a patrimonio se refiere, la región de Flandes es tan rica como profundo es el mar. En nuestro pequeño territorio, es imposible no tropezar con los numerosos tesoros reconocidos por la UNESCO, así como con otras perlas menos conocidas. Acompáñanos en un paseo por algunos de los lugares más destacados de las ciudades flamencas del arte Amberes, Brujas, Bruselas, Gante, Lovaina y Malinas.

Todas ellas reconocidas por la UNESCO

Si hablamos de patrimonio, no podemos sino empezar por Brujas. La imponente plaza Markt con sus fachadas históricas, los tortuosos callejones y canales medievales, el campanario (belfort), la catedral, las incontables obras maestras de los primitivos flamencos... La lista es casi infinita. En realidad, es lógico que la UNESCO reconozca el conjunto del centro histórico como patrimonio cultural de la humanidad. Un paseo por las callejuelas sinuosas de Brujas te llevará de una maravilla a otra.

Sin embargo, Brujas es mucho más que una ciudad con un bellísimo centro. El histórico bar Vlissinghe no es más que un ejemplo de ello: lleva abierto más de 500 años, y todavía sacia la sed de los visitantes. Tómate algo y admira los numerosos cuadros, fotos y documentos que decoran las paredes.

Bruges city centre, view on a canal

El Cordero Místico y la cuarta torre

El Cordero Místico de los hermanos Van Eyck es uno de los principales tesoros artísticos del mundo. Este icónico políptico fue pintado a medida para una capilla de la catedral de San Bavón de Gante, en los años 1430. En la actualidad todavía se puede admirar en ese mismo lugar. Al menos, en parte: la obra se encuentra en proceso de restauración por fases hasta finales de 2019. Puedes seguir esta operación en directo desde el taller abierto del Museo de Bellas Artes (MSK).

A un tiro de piedra de ese taller se encuentra otra perla de la corona de Gante, aunque esta es menos conocida: la Torre de la biblioteca universitaria. Este icónico edificio del pionero del modernismo Henry Van de Velde alberga desde hace mucho tiempo la biblioteca de la Universidad de Gante, y acoge más de tres millones de libros. El moderno gigante ya es considerado como la cuarta torre de Gante, junto al trío centenario formado por la Iglesia de San Nicolás, el Campanario y la Catedral de San Bavón.

Ghent - het Lam Gods (the Adoration of the Mystic Lamb)

Rubens, Rubens y más Rubens

Pedro Pablo Rubens es uno de los mayores artistas de todos los tiempos. Este antuerpiense es el mayor exponente del barroco, el movimiento que todavía hoy da forma a la ciudad. Muchos edificios y obras de arte de esta época nos transportan de vuelta al Siglo de Oro de Amberes. No debemos subestimar el impacto que Rubens tuvo en aquella época; por eso, para Amberes es un orgullo honrar a este maestro. Sus obras se pueden admirar en la Casa de Rubens, donde vivió y trabajó, así como en el Museo Plantin-Moretus. También se pueden ver algunas de sus obras en la Catedral de Nuestra Señora (toda una maravilla por sí misma, por cierto).

Un lugar menos conocido, pero que alberga una impresionante colección, es la iglesia de San Pablo. En esta antigua iglesia monasterial del siglo XVII hay preciosos altares barrocos, más de 200 esculturas y más de 50 pinturas, entre las que se incluyen obras maestras de Rubens, Jacob Jordaens y Anthony Van Dyck.

Antwerp - de Grote Markt (the Market Square)

El «Salón de la fama» gótico y todo un bestiario

Lovaina, por su parte, demuestra con creces que la arquitectura gótica también puede ser alegre. La fachada de su emblemático ayuntamiento, un impresionante edificio gótico tardío del siglo XV, que en el siglo XIX se decoró con nada menos que 236 estatuas de personajes importantes de la historia de la ciudad: una especie de «Salón de la fama» histórico que en ocasiones vemos acompañado de decenas de banderas de colores. Cada edificio es único en su estilo.

Por aquí también hay perlas menos conocidas que descubrir, como el Instituto Zoológico de la Real Universidad de Lovaina (KUL), que expone más de 5.000 animales disecados, desde una ballena de Groenlandia hasta una paloma migratoria americana, pasando por el celacanto, un pez de la familia de los sarcopterigios o peces de aletas lobuladas que se creía extinto. Este curioso elemento del patrimonio sin duda merece una visita.

Leuven - City Hall (stadhuis)

Beguinas y borgoñones

En su momento fueron el hogar de unas mujeres que podríamos considerar las primeras feministas; hoy, los beaterios flamencos todavía desprenden tranquilidad y contemplación. Desde el siglo XII, estos lugares acogieron beguinas, mujeres solteras que dedicaban sus vidas a Dios. Malinas también tiene un precioso Gran Beaterio con un carácter absolutamente propio. A mediados del siglo XVI, durante la iconoclastia, el beaterio original fue destruido, y las beguinas se trasladaron a otro lugar, en el interior de las murallas de la ciudad. Al cruzar la majestuosa puerta de acceso, uno entra en un mundo tranquilo en medio del bullicio urbano.

Además de beaterios, iglesias y una catedral, en Malinas también hay muchísimas casas señoriales y mansiones. Un buen ejemplo es el Hof van Busleyden, un solemne palacete del siglo XVI en el corazón de la ciudad. En este lugar histórico de Malinas se puede sentir la cultura de la corte de Borgoña a través de las auténticas obras maestras que alberga, tanto de artistas flamencos como de otros lugares.

Mechelen - Hof van Busleyden

Un flamante ayuntamiento y arte contemporáneo

La emblemática Grand-Place de Bruselas es solo una de las innumerables atracciones del patrimonio de la capital. Tanto la plaza como sus alrededores rezuman patrimonio. La atracción por antonomasia es el flamante ayuntamiento gótico con su monumental torre de principios del siglo XV. Rodeado, además, por preciosas obras arquitectónicas. Los elementos dorados y decorativos que hacen que las casas de los gremios reluzcan a la luz del sol son ejemplos perfectos de ello.

En Bruselas, la historia y la actualidad van de la mano. Kanal, el nuevo museo de arte contemporáneo, lo demuestra a la perfección. Este museo se encuentra en una antigua cochera modernista y en breve se convertirá en la sede del famoso Centre Pompidou en Bruselas. De momento alberga exposiciones temporales, próximamente se podrá visitar su colección de arte contemporáneo propia. Solo desde el punto de vista arquitectónico, ya merece la pena visitarlo.

Brussels - Grand' Place (Grote Markt)

En Flandes se ve, se huele, se siente y se degusta la historia antigua, y al mismo tiempo la región trabaja en el patrimonio del mañana. Descubre ambos desde ya mismo a través de una ruta por las famosas ciudades flamencas del arte como son Amberes, Brujas, Bruselas, Gante, Lovaina y Malinas.

Back to top