Querid@ amig@de Flandes:

En vista de la situación de COVID-19, actualmente se están aplicando medidas de seguridad específicas y restricciones adicionales en toda Bélgica. Encontrarás información más detallada en la siguiente página web y directrices/requisitos en vigor del Gobierno belga. Para los últimos consejos para viajar a nuestro país, por favor consulta a tus autoridades locales.

Si viajas a Flandes, Bruselas o a cualquier otro lugar de Bélgica por una duración de 48 horas o más, deberás rellenar un formulario de localización de pasajeros, dentro de las 48 horas anteriores a tu llegada a Bélgica. 

Cuídate bien a ti mism@ y a tus seres querid@s y sigue segur@ y saludable.  

Esperamos darte la bienvenida pronto, de todo corazón.
Un abrazo,

Turismo de Bélgica: Flandes y Bruselas
VISITFLANDERS

The James Ensor house - Ostend (c) Westtoer

Un pionero, un gran artista y una figura clave en la historia del arte moderno. Como pintor, James Ensor (1860 - 1949) no hay ninguno igual. El legado de este maestro moderno se extiende por todo el mundo, pero en ningún otro lugar podrás disfrutarlo como en su hogar: Flandes.

James Sidney Edouard Ensor, nació en 1860 en Ostende, de padre británico y madre belga. Creció en las tiendas de recuerdos que regentaban sus progenitores. Las máscaras de carnaval que allí vendían, cautivaron a Ensor desde temprana edad, y se convertirían en una parte esencial de su trabajo. Aunque nadie pensó en ello cuando el joven James empezó a asistir a clases de dibujo con catorce años. Poseía un clarísimo talento que se desarrolló aún más en la Real Academia de Bellas Artes de Bruselas. Allí, Ensor estableció las bases de una impresionante carrera que tardaría casi 70 años en completarse, y durante la cual produjo unas 850 pinturas.

Ensor - Self portrait with flower hat -Mu.ZEE, www.lukasweb.be – Art in Flanders, foto Hugo Maertens

Este artista natural de Ostende creó una obra increíble, pero no permitió que le encasillaran. A este moderno Maestro Flamenco le apasionaba experimentar. Ensor es considerado pionero en muchos estilos, como el luminismo, el fauvismo, el cubismo, el expresionismo, el futurismo y el surrealismo. A Ensor le gustaba experimentar, pero a menudo también volvía a temas recurrentes en su obra. Por ejemplo, en sus lienzos con frecuencia aparecen personajes enmascarados, un guiño a su infancia en la tienda de recuerdos. También la figura de la muerte es una constante en sus obras, al igual que su latente aversión a la burguesía y a los valores establecidos, a pesar de que, años después, en 1929, él mismo formara parte de ella al ser nombrado barón.

Esta mezcla única dio como resultado una serie de obras maestras incomparables, que ahora se exhiben en los museos más importantes del mundo. Su icónico lienzo, y quizás el más famoso, La entrada de Cristo en Bruselas (1888), se exhibe en el Getty Museum en Los Ángeles. Otras de sus obras se pueden admirar en el Louvre y el Musée D'Orsay en París, el MoMa y el Guggenheim en Nueva York y el Rijksmuseum en Ámsterdam. Más de 70 años después de su muerte, Ensor sigue viajando por el mundo.

The James Ensor house - Ostend (c) Westtoer

Y, sin embargo, para Ensor no hay mejor lugar que el hogar. En vida, apenas dejó su Ostende natal por un breve espacio de tiempo, el necesario para formarse en la academia de arte de Bruselas. Pasó el resto de sus días ante el tranquilizador murmullo del Mar del Norte. Y, precisamente por eso, es ese el mejor lugar para conocerlo. El lugar en el que nació, pintó sus obras maestras y falleció.

Ensor head

El exponente más importante de esto es La Casa James Ensor, a un tiro de piedra de la playa del Mar del Norte. Allí vivió y trabajó durante los últimos años de su vida. En la actualidad rinde homenaje al maestro. La Casa James Ensor se ha conservado en su estado original y se puede visitar aún hoy. Esta porción única de patrimonio se ha complementado ahora con un nuevo centro de visitantes, que destaca la vida y obra del maestro. Las habitaciones decoradas temáticamente y las exposiciones temporales arrojan luz sobre un aspecto diferente de la vida y obra de esta celebridad. También el museo de arte Mu.ZEE, a unos quince minutos a pie de La Casa Ensor James, contribuye con una colección permanente. Aunque, aparte de estos dos aspectos tan destacados, hay mucho más que aprender sobre Ensor y su Ostende, como puedes descubrir aquí mismo.

The James Ensor house - Ostend  (c) Westtoer

Ostende fue el gran amor de Ensor, no hay duda de eso, aunque también tuvo una aventura amorosa con Bruselas, donde encontró su individualidad artística. Fue cofundador de Les XX (Los Veinte), un innovador grupo de artistas que insuflaron una nueva dinámica al mundo del arte. En el entonces recién inaugurado Palacio de Bellas Artes (hoy en día llamado: Bozar) obtuvo su mayor y más importante retrospectiva. En la actualidad, todavía se pueden encontrar algunas de sus obras maestras en el Museo Real de Bellas Artes de Bruselas (KMSKB, Koninlijk Museum voor Schone Kunsten), así como en la sede de la ciudad de Amberes, que también cuenta con una impresionante exposición de Ensor. El KMSK de Amberes exhibe algunos icónicos lienzos, mientras que el Museo Plantin-Moretus tiene una hermosa colección de 188 grabados y 13 dibujos del maestro. En el Museo de Bellas Artes de Gante y en el cercano Museum Dhont-Dhaenens también se puede encontrar un buen número de sus obras.

La obra de James Ensor puede haber conquistado el mundo, pero Flandes sigue siendo la cuna de su arte.

Volver al principio