Fietsers in de natuur

Hermosos panoramas a lo largo del Escalda, del Lys o del Mar del Norte, a través del bullicioso cinturón verde de Bruselas o a través de Flanders Fields. Son escenarios de ensueño para aventuras ciclistas con un final perfecto: una cerveza belga de elaboración tradicional.

Flandes está llena de cultura y de patrimonio. Puedes visitar nuestras majestuosas catedrales y admirar las obras maestras de conocidos pintores. Pero hay mucho más. Nuestra región es un lugar de ensueño para explorar en bicicleta y al mismo tiempo saborear nuestro oro líquido, la cerveza en la que nuestros cerveceros ponen todo su cariño y artesanía.

Primero, hagamos deporte. Esta hermosa región con sus colinas y adoquines sigue siendo la referencia en ciclismo. Pero eso no quiere decir que nuestras carreteras sean solo para los deportistas del maillot. Flandes tiene algo que ofrecer a cualquiera que ame el ciclismo. Y ciertamente para aquellos que combinan ese amor con la pasión por la buena vida. Porque la cultura cervecera en Bélgica es enorme. Encontrarás innumerables cervezas únicas en este pequeño pedazo de tierra. Si mezclas ambos tendrás unas vacaciones inolvidables y relajantes en bicicleta.

Deliciosas cervezas en Bruselas y sus alrededores

Bruselas no es solo la capital de Bélgica, sino también la capital de la cerveza de tipo lambic. Esta cerveza compleja, en capas y agria se puede beber tal cual, pero al mismo tiempo forma la base de las icónicas cervezas gueuze y cherry, tan típicas de Bruselas y sus alrededores. En las afueras del centro de la ciudad encontrarás la famosa cervecería Cantillon. Desde allí, puedes ir en bicicleta a muchas otras cervecerías y cervecerías gueuze en las regiones de Pajottenland y Zennevallei en media hora.

Esas dos hermosas regiones ofrecen muchos productos exquisitos, como lo demuestra el Tour de Geuze. En este recorrido en bicicleta encontrarás tanto colinas como muchos más puntos interesantes: el centro de visitantes 'De Lambiek' en Alsemberg, Brouwerij 3 Fonteinen y su Lambik-O-Droom, Geuzestekerij Hanssens y la cervecería Boon. Tus piernas sienten la intensidad del paisaje, la deliciosa cerveza despierta tus papilas gustativas.

Twee fietsers drinken bier - (c) David Samyn

Trapense: un icono cervecero inmortal

Flandes tiene innumerables bebidas excepcionales. Pero podría decirse que la cerveza trapense es sobrenatural. Estas gloriosas cervezas han sido elaboradas desde tiempos inmemoriales por los monjes del mismo nombre. Y ese título sigue siendo a día de hoy un sello de calidad con los criterios más estrictos posibles. Solo 14 cervecerías en todo el mundo pueden llamarse así. Y seis se encuentran en Bélgica.

Flandes representa la mitad: Westvleteren, Achel y Westmalle. Esta última orden se viene gestando desde hace más de 200 años en la Abadía de Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Westmalle, en la región Kempen de Amberes. Una maravilla de región que merece la pena visitar. Degustar, literal y metafóricamente, todos los aspectos de la ruta trapense. Te lleva a través de abadías y castillos, por el vasto paisaje de los páramos de Brechtse, por el castillo de cuento de hadas de Renesse y te permite respirar el aire fresco del bosque de la reserva de 's Herenbos. Puedes acabar el día –como no podía ser de otra manera– con una cerveza fresca de Dubbel, Tripel o Extra en la terraza del Café Trappisten. ¡Salud!

Trappist een onsterfelijk biericoon - (c) Abdij Westmalle

Cerveza, queso y comerciantes teuten en Limburg

Limburg es un verdadero paraíso para hacer ciclismo y caminar. Puedes perderte en la naturaleza tranquila y disfrutar de experiencias ciclistas únicas. Porque, ¿en qué otro sitio puedes ir en un vehículo de dos ruedas por el agua y entre las copas de los árboles? Esta última sensación se encuentra a pocos minutos del pueblo de Bokrijk, donde se encuentra el museo al aire libre del mismo nombre. Imprescindible para cualquiera que alguna vez se haya preguntado de dónde vienen nuestras costumbres y tradiciones.

Todo esto se puede vincular a numerosos viajes en bicicleta. La ruta de la Cerveza, el queso y los Teuten también fortalecerá tu interior. Esta ruta llana te lleva a través de bosques, extensos campos, prados y el canal. En los pueblos de Hamont y Sint-Huibrechts-Lille descubrirás las hermosas casas de los llamados Teuten, comerciantes ambulantes del siglo XVII. Y por el camino podrás degustar los deliciosos quesos y la cerveza de los trapenses de Achel. Algo que no debes perderte.

Fietsen in het water - (c) Luc Daelemans

Flanders Fields: hogar del lúpulo

Flanders Fields es conocido mundialmente como un sitio conmemorativo de la Primera Guerra Mundial, pero Westhoek es también un antiguo paisaje de lúpulo. El lúpulo es un ingrediente esencial de la cerveza, como conservante, pero principalmente por su sabor ligeramente amargo y particular. Alrededor del 95% de todos los lúpulos se cultivan aquí, lo que convierte a Westhoek en una importante región cervecera.

Y también puedes descubrir esta riqueza en bicicleta. Mientras aguerridos Flandrienses luchan contra pendientes como la famosa Kemmelberg, los ciclistas que van a ritmo de recreo encontrarán numerosas y hermosas rutas ciclistas aquí. Reconocerás muchos aspectos destacados por el camino. Una selección de la oferta regional sería El Museo del Lúpulo en Poperinge, también punto de partida de dos rutas en bicicleta: la fábrica de cerveza Sint-Bernardus, las visitas guiadas en inglés en De Dolle Brouwers y Season Brewery Vandewalle. Y, por supuesto, el legendario In de Vrede, ¡el único café (bar) del mundo donde puedes pedir la famosa cerveza Westvleteren! ¡Para la lista de deseos de los amantes de la cerveza!

Flanders Fields - hoppe
“La mejor manera de conocer los contornos de un país es en bicicleta”, escribió una vez Ernest Hemingway. ¿Quizás podríamos agregar otra frase? “Y un vaso de cerveza cerca también ayuda”. Porque ¿hay mejores ingredientes para reconocer un lugar? Probablemente no.
Volver al principio