Querid@ amig@de Flandes:

Con respecto a las medidas COVID-19, encontrarás información más detallada en la página web oficial. Si deseas conocer los consejos más recientes para viajar a nuestro país, consulta con tus autoridades locales.
Cuídate y cuida de los tuyos, y mantente seguro y saludable.
Esperamos recibirte pronto de nuevo para brindarte nuestra más calurosa acogida.

Un abrazo,
Turismo de Bélgica: Flandes y Bruselas
VISITFLANDERS

Gravensteen

Flandes: cuna de historia, cultura y patrimonio. ¿Crees que no hay nada para hacer con niños? ¡Claro que sí! Pues Flandes tiene muchos atractivos también para los más pequeños. Con mucho gusto te ofrecemos algunas sugerencias para conocer nuestra región de manera lúdica. ¿Verdad que también los padres y/o abuelos aprenderán mucho?

Ciencia alocada y un castillo centenario

¿Un museo? ¿Aburrido? En absoluto, si vas al GUM en Gante. En este alocado museo de la ciencia jóvenes y adolescentes admiran una espectacular colección de distintas ramas de la ciencia: desde la biología hasta la arqueología, pasando por la psicología y la medicina. Los más pequeños quedarán encantados con uno de los juegos de búsqueda. A un kilómetro de aquí descubrirás en el museo municipal STAM la historia de Gante de una manera atractiva para jóvenes y menos jóvenes.

De hecho, en esta preciosa ciudad histórica encontrarás varios museos más destinados a los niños. No te pierdas el Huis van Alijn, en el corazón palpitante del casco histórico. Este museo se centra en la vida cotidiana, en el extraordinario día a día. Tanto la colección permanente como las exposiciones temporales fascinan a grandes y pequeños. Ideal para una excursión en familia. Después de la visita, camina cinco minutos para plantarte ante las puertas del Castillo de los Condes. En esta impresionante fortaleza del siglo XII te sentirás un verdadero caballero. Y para más diversión escucha la audioguía cómica, que te revela la historia del castillo con mucho humor.

STAM - Stadmuseum Gent

Flores y abejas en el Jardín Botánico de Meise

Descubrir y experimentar: de eso se trata en el Jardín Botánico de Meise, situado a unos diez kilómetros de Bruselas. Junto con los niños podrás seguir diversas rutas por el parque o visitar el Castillo de Bouchout. A los adolescentes les espera el desafío de un juego de búsqueda por GPS. Por su parte, el Rey Amaryllo estará encantado de llevar a los niños de entre 4 y 12 años a un paseo de exploración. Además, en los meses de verano se organiza el Verwonder-Je-Voeten-Pad, una experiencia aventurera por un sendero descalzo. También el restaurante De Oranjerie, que cuenta con un bosque lúdico y un arenero en la terraza, está totalmente orientado a los niños.

Plantentuin Meise - (c) Plantentuin Meise

De Ensor a TikTok

El gran James Ensor fue uno de los principales innovadores del arte moderno. La Casa de James Ensor en su ciudad natal de Ostende revela cómo vivió y trabajó este genio artístico. Una visita imprescindible para los amantes de la cultura y sus hijos. El recién renovado museo les introduce de manera divertida e interactiva en el maravilloso universo de James Ensor. El mayordomo Gust les guiará susurrándoles diversos secretos al oído. El recorrido familiar incluye divertidas tareas y locas adivinanzas. Quien sea capaz de desenmascarar al falso Ensor recibirá un simpático premio en el mostrador de información. A continuación, puedes descubrir tú mismo con toda la familia la Ostende del maestro dando un paseo interactivo y digital.

Y después de la visita Ostende tiene mucho más que ofrecer. La playa está a un paso y en toda la ciudad encontrarás numerosos recuerdos espectaculares del festival de arte callejero The Crystal Ship. O participa en los divertidos desafíos del TikTokTour de Ostende. ¿Has conseguido realizar los diez desafíos?

Ensorhuis - (c) Visit Oostende

Ciclismo en Roeselare

Flandes es la meca del ciclismo. Si quieres sumergirte totalmente en el mundo del ciclismo, merece sin duda la pena realizar una visita al museo KOERS en Roeselare. El paquete familiar para niños de entre 6 y 12 años (y su familia) ofrece a los jóvenes y menos jóvenes experiencias divertidas para jugar y explorar. Recibirás un libro de ruta, como los verdaderos ciclistas. Por el camino deberás buscar, entre otras cosas, unos objetos parlantes y podrás experimentar cómo se montaba en bicicleta en el siglo XIX e inventarte tu propio mote de ciclista. Una vuelta en bici por el museo rematará la faena: los más pequeños cruzarán la exposición montados en una de las bicicletas de equilibrio de KOERS.

Koers - (c) Koers

Malinas, completamente a medida de los niños

Malinas garantiza una visita inolvidable, tanto a los grandes como a los pequeños. Una ciudad artística repleta de patrimonio y muchos atractivos para todos los jóvenes (de espíritu). Empecemos por la Catedral de San Rumoldo. Este icónico edificio con su torre de más de 97 m de altura también puede descubrirse a medida de los niños. El divertido juego de búsqueda por las distintas plantas te sorprenderá una y otra vez.

¿Los chicos quieren seguir explorando? Llévatelos a Technopolis en Malinas. Este centro de actividades interactivo alberga un sinfín de experimentos tecnológicos y científicos. Para una visita más lúdica, el Museo del juguete presenta un resumen de la historia de lo más divertido del mundo: los juguetes. También puedes sumergirte en las maravillas de la naturaleza en Planckendael, un precioso zoológico paisajístico.

Technopolis Mechelen - (c) Visit Mechelen

Jugar en el páramo del Parque Nacional Hoge Kempen

Además de los numerosos museos, en Flandes también puedes disfrutar con la naturaleza. El Parque Nacional Hoge Kempen cuenta nada menos que 12.000 hectáreas para descubrir de manera lúdica. Las posibilidades son infinitas, pero a continuación te ofrecemos un breve resumen. Tenemos el Joekelbos, el mayor parque lúdico de aventuras de Flandes. Las atracciones, los animales de madera, la duna con agua y los escondites son el paraíso para los niños juguetones. En el Bosque lúdico disfrutarán niños de todas las edades. Para los más pequeños hay balancines y casitas de juguete, mientras que los mayores exploran un laberinto o se suben a una tirolina. Desde la zona de pícnic, los padres pueden observar todas las atracciones. Y después hay una granja infantil, el sendero de los enanos, el sendero de los planetas… Todos parcialmente accesibles con el carrito de bebé.

Nationale Park Hoge Kempen
Como puedes ver, las posibilidades son infinitas, ya que esto es solo una pequeña muestra de todo lo que ofrece Flandes como lugar ideal para pasar unas vacaciones familiares. Si quieres disfrutar de la cultura y la naturaleza, recuerda que también los niños son muy bienvenidos en Flandes. Lo que nos mueve: ver una sonrisa en sus caritas.
Volver al principio