Are you ready for the fall

Cuando llega el otoño y el sol anida un poco más cerca del horizonte, Flandes se convierte en un espectáculo aún más de cuento de hadas rebosante de patrimonio. Los bosques flamencos, el legado de Bruegel, el ciclocrós de los «Flandriens» o las tradicionales sensaciones culinarias tan típicas de la región son buenas razones para pasar un otoño en Flandes.

Flandes, un paraíso para caminar

Las hojas cambian de color y caen de los árboles: el otoño ya está aquí y es la mejor época para pasear por los hermosos bosques y arboledas de Flandes. Las posibilidades que ofrece son infinitas. Visita el mágico Tilligembos en Brujas, haz frente a la inclinada pendiente del Kluisbos, descubre el histórico Zoniënwoud con sus árboles milenarios, a escasa distancia de la ajetreada ciudad de Bruselas, así como el Plantentuin van Meise, uno de los más antiguos jardines botánicos del mundo. Hace poco en él se inauguró un itinerario para sentir la naturaleza con los pies descalzos. O simplemente, elige un bosque al azar para dar un bonito paseo. 

Forest - (c)P. Clémént

Otoño Bruegel 2019

El gran pintor Pieter Bruegel el Viejo, una de las joyas de la corona de Flandes, exhaló su último aliento hace exactamente 450 años. Por eso esta es una ocasión perfecta para centrar nuestra atención en su obra. Encontrarás exposiciones y homenajes al maestro. Descubre al genio Bruegel en el Museo Mayer van den Bergh, donde podrás admirar sus obras maestras Los proverbios flamencos y la recién restaurada La loca Meg. O visita este otoño uno de los cuatro fines de semana de Bruegel, en los que podrá estudiar de cerca las impresiones originales del maestro. ¡Un privilegio excepcional! O apuesta por Beyond Bruegel en Bruselas, una inmersión en una exposición multimedia que te permitirá descubrir nítidamente detalles de muchas obras maestras de Bruegel. Y esto no es más que un ejemplo de las numerosas actividades relacionadas con Bruegel.

Winter landscape with a bird trape - (c) KMSKB

Delicias otoñales

Cerveza chocolate y patatas fritas. Estos conceptos nos vienen inmediatamente a la mente cuando hablamos de las delicias culinarias flamencas. Y con razón, pero la lista está incompleta. Entre ellos también debería incluirse la endibia. Es uno de esos productos que pasan desapercibidos con demasiada frecuencia a pesar de ser una joya de nuestra corona culinaria. Cruda, asada, salteada o a la plancha: esta deliciosa verdura invernal típicamente belga siempre resulta apetitosa. ¿Quieres aprender a conocer mejor la endibia? Te recomendamos empezar por la forma más clásica: rollitos de endibia con jamón y deliciosa salsa de queso. Es el momento perfecto para deleitarte con este plato pues la temporada de endibias comienza en octubre. Disfruta de este manjar ligeramente amargo y descubre el viaje que realiza la endibia desde la tierra a tu plato gracias al buen hacer flamenco, desde el productor hasta el chef.

Endive

Cuna del surrealismo

Gracias al gran René Magritte, Bruselas es la cuna del surrealismo. Prácticamente inventó este movimiento artístico en solitario. Las obras maestras de los habitantes de Bruselas desafían la realidad y nuestra visión de las cosas, tirando todas las certezas por la borda. Este otoño, la riqueza de esta herencia surrealista se celebrará en los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica (KMSKB). Con la excepcional exposición Dalí y Magritte, el KMSKB explora el surrealismo y el vínculo entre Magritte y su homólogo español Salvador Dalí. La exposición se centra en la relación personal, filosófica y estética que hubo entre los dos icónicos artistas, a través de más de 80 pinturas, esculturas, fotografías, dibujos, películas y piezas de archivo. Una experiencia que no te puedes perder.

Dali & Magritte - (c) KMSKB

La bicicleta y el barro

Cuando el otoño releva al verano, los Flandriens cambian la carretera por el campo. El día 10 de septiembre, el ciclocrós de Eeklo marca el inicio de la temporada. A partir de entonces, rigen las leyes del campo. Todos los fines de semana encontrarás varios corredores que, en alguna parte de Flandes, se abren camino entre barro, fango o arena. Ponte las botas de goma, busca un cross que te guste y anima a los gladiadores del campo en este entorno único. Y cuando los días sean más cortos, también los encontrarás en el Kuipke (velódromo) de Gante, participando en los legendarios Seis días de Gante. Allí se dan la mano los mejores deportes, la cultura popular y el entretenimiento. ¿Te quieres sumergir por completo en la carrera? Descubre aquí impresionantes rutas, numerosos desafíos y una gran cantidad de consejos para planificar tu viaje en bicicleta.

Contour

Ya sea a base de caminatas o rutas en bicicleta, de delicias gastronómicas o joyas artísticas, o incluso de un sobrio recuerdo de los días más oscuros, Flandes sabrá cautivarte con su variedad otoñal. 

Hi Belgium Pass - The Flemish Masters Experience
Back to top